___AVISOS DEL CULTO___

HORARIO DE CULTO HABITUAL (pinche aquí)

SÁBADO 23 DE JUNIO. CONMEMORACIÓN DEL PADRE PÍO. 17:45 Rosario y 18:00 Santa Misa y veneración de la Reliquia. *** No habrá misa de 8:15

DOMINGO 24 DE JUNIO. Santa Misa cantada a las 10.

MIÉRCOLES 27 DE JUNIO. Misa funeral por e.d. de Dña. María Dolores (Lola) Silva a las 19:00. A las 18:45 se rezará el rosario.

***Con motivo del ENCUENTRO DE FAMILIAS Y AMIGOS DEL MOTU PROPRIO en Cubas de la Sagra (Madrid), desde el jueves 28 de junio por la tarde hasta el sábado incluido no habrá culto en esta iglesia. EL DOMINGO 1 DE JULIO, santa misa rezada a las 10:00.

LUNES 2 DE JULIO. Misa funeral por el eterno descanso de D. Manuel Amaya a las 19:00. A las 18:45 se rezará el rosario.

*** MISA MENSUAL EN ALBACETE. Domingo, 2 de septiembre. A las 17:30 horas, en la Parroquia Purísima Concepción.

***MISA MENSUAL EN LUGO. Sábado, 8 de septiembre. Santa misa a las 17:30 horas, en la capilla del Carmen, sita en la calle del Carmen, en Lugo, justo a la salida de la puerta homónima de la muralla de la ciudad.

Para cualquier cuestión relacionada con la celebración de la Santa Misa por el modo extraordinario en Lugo, así como para recibir avisos, si lo desea, puede ponerse en contacto con nosotros mediante la siguiente dirección de correo electrónico: misatridentinalugo@hotmail.com

viernes, 29 de julio de 2016

LA SOCIEDAD HA DE ESTAR AL SERVICIO DE LA FAMILIA Reflexión diaria del Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia (n.252-254)



LA SOCIEDAD HA DE ESTAR AL SERVICIO DE LA FAMILIA
Reflexión diaria del Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia (n.252-254)
La sociedad y, en especial, las instituciones estatales, están llamadas —respetando la prioridad y preeminencia de la familia—a garantizar y favorecer la genuina identidad de la vida familiar y a evitar y combatir todo lo que la altera y daña. Esto exige que la acción política y legislativa salvaguarde los valores de la familia, desde la promoción de la intimidad y la convivencia familiar, hasta el respeto de la vida naciente y la efectiva libertad de elección en la educación de los hijos. La sociedad y el Estado no pueden, por tanto, ni absorber ni sustituir, ni reducir la dimensión social de la familia; más bien deben honrarla, reconocerla, respetarla y promoverla según el principio de subsidiaridad.
Esto se concreta en el reconocimiento, el respeto y la promoción de los derechos de la familia, como sociedad natural fundada sobre el matrimonio, demarcando la diferencia entre la familia, entendida correctamente, y las otras formas de convivencia, que —por su naturaleza— no pueden merecer ni el nombre ni la condición de familia. Solo defendiendo y respetando los derechos de la familia, se dará un apoyo y tutela a los derechos individuales de cada persona.