X ANIVERSARIO MOTU PROPRIO

X ANIVERSARIO MOTU PROPRIO

AVISOS DEL CULTO

***Miércoles 9 de agosto, la santa misa será a las 8:30. A partir del jueves, 10 de agosto, la santa misa diaria será a las 8:15. Los domingos a las 10:00.

Martes, día 15 de agosto, la Asunción de Nuestra Señora, santa misa a las 10:00.

Miércoles, 23 de agosto, Conmemoración del P. Pío, santa misa a las 18:00, precedida del Rosario.

*** A partir del martes 8 de agosto, el culto de la tarde se suspende hasta nuevo aviso; como también la hora santa de los jueves.

*** MISA MENSUAL EN ALBACETE. Domingo, 3 de septiembre. A las 17:30 horas, en la Parroquia Purísima Concepción.

***MISA MENSUAL EN LUGO. Sábado 9 de septiembre. Santa misa a las 18:30 horas, en la capilla del Carmen, sita en la calle del Carmen, en Lugo, justo a la salida de la puerta homónima de la muralla de la ciudad.

Para cualquier cuestión relacionada con la celebración de la Santa Misa por el modo extraordinario en Lugo, así como para recibir avisos, si lo desea, puede ponerse en contacto con nosotros mediante la siguiente dirección de correo electrónico: misatridentinalugo@hotmail.com



miércoles, 13 de julio de 2016

LA LITURGIA ES LA OBRA PASTORAL POR EXCELENCIA. Beato Carlos Manuel Rodriguez




 LA LITURGIA ES LA OBRA PASTORAL POR EXCELENCIA. 
Beato Carlos Manuel Rodriguez
¡Qué de esfuerzos hacen los católicos, sacerdotes y seglares, para organizar tantas obras en sí útiles, pero de segunda importancia! ¡Qué de tiempo, trabajo y afanes a ellas dedicados! ¡Cual no sería el resultado si se tomasen el mismo interés y dedicasen el mismo afán para promover el retorno a las cosas esenciales mediante un nuevo descubrimiento de la Liturgia! ¡Cuánto no lograrían si laborasen porque ésta fuese comprendida, practicada, vivida y amada a plenitud por todo el pueblo cristiano! No se diga que el pueblo no puede entender, pues la Liturgia es para el Pueblo Santo de Dios y no para un grupo selecto de eruditos y estetas. En la Iglesia primitiva el pueblo entendía, ¿por qué?.. Si en la educación litúrgica del pueblo se hubiese empleado el mismo interés y afán que ordinariamente se emplea en la propaganda de tantas devociones y prácticas de piedad, algunas muy excelentes y otras no tanto, hoy la Liturgia sería la devoción popular, como lo fue en el pasado. Los fieles también forman parte del Cuerpo Místico y mora en ellos el Espíritu Santo, quien suplirá por lo que a ellos falte. Siendo la Liturgia la obra pastoral por excelencia, los sacerdotes deben ser los primeros en estar convencidos de su valor, no sólo en cuanto a los fieles se refiere, sino para su propia vida espiritual y para su apostolado. Para emprender todo lo que envuelve la renovación litúrgica es necesario estudiar a fondo la materia, para ver realmente de qué se trata, pues es algo más profundo y santamente revolucionario de lo que aparece a primera vista. La Liturgia no es un detalle, aunque importante, sino el centro y, hasta cierto punto, el todo de la vida cristiana, por tanto, no es una utopía irreal, lo que proponemos; no es entusiasmo de exaltado lo que nos mueve al apostolado litúrgico. Lo que los documentos de la Iglesia ofrecen es algo muy deslumbrante y espiritual y supone una fe muy profunda, madura y muy asimilada. Ya es hora de que despertemos de nuestro letargo y entremos de lleno en esta renovación que el Espíritu Santo suscita en la Iglesia. No nos resistamos por ignorancia y terquedad. Retomemos a la fuente primaria e indispensable del verdadero espíritu cristiano. Sintamos con la Iglesia en todo. Hay que participar a plenitud, con la inteligencia y con el corazón, con el alma y con el cuerpo, con el rezo y con el canto, es decir, con todo nuestro ser. Hay que darle meditación seria y estudio a este asunto de tan vital importancia. Aquellos que tienen mayor preparación, sean sacerdotes o seglares, deben decidirse a estudiar seriamente los documentos que a este respecto han emitido los últimos pontífices y si es posible, leer y estudiar las obras de mayor importancia que sobre la materia han escrito los sabios y estudiosos en este campo de la Liturgia. Sólo así comprenderemos de qué se trata. Es algo más que cambio de prácticas, es el cambio de toda una mentalidad.