IGLESIA DEL SALVADOR DE TOLEDO (ESPAÑA)

Forma Extraordinaria del Rito Romano

VIERNES 16 de julio. Misa y rosario a las 8:15. ***NO HABRÁ CULTO POR LA TARDE***

SÁBADO 17 de julio. Rosario a las 18:45 y Misa a las 19:00. ***NO HABRÁ CULTO POR LA MAÑANA.

Para cualquier consulta, ponerse en contacto con nosotros en el correo misagregorianatoledo@gmail.com.

***MISA MENSUAL EN LUGO. Para cualquier cuestión relacionada con la celebración de la Santa Misa por el modo extraordinario en Lugo, así como para recibir avisos, si lo desea, puede ponerse en contacto con nosotros mediante la siguiente dirección de correo electrónico: misatridentinalugo@hotmail.com

martes, 21 de septiembre de 2021

VIRTUD DE LA PERFECCIÓN. NOVENA AL PADRE PÍO. DÍA 9

DÍA 9. NOVENA AL PADRE PÍO  DE PIETRELCINA

PARA COMENZAR TODOS LOS DÍAS:

 

Por la señal…

 

Acto de contrición. Señor mío Jesucristo…

 

Súplica al Padre Pío del Papa Juan Pablo II

Humilde y amado padre Pío, enséñanos también a nosotros, te pedimos, la humildad del corazón para formar parte de los pequeños del Evangelio, a quienes el Padre les ha prometido revelar los misterios de su Reino.

Ayúdanos a rezar sin cansarnos nunca, seguros de que Dios conoce lo que necesitamos, antes de que se lo pidamos.

Danos una mirada de fe capaz de reconocer con prontitud en los pobres y en los que sufren el rostro mismo de Jesús.

Apóyanos en la hora del combate y de la prueba y, si caemos, haz que experimentemos la alegría del sacramento del perdón.

Transmítenos tu tierna devoción a María, Madre de Jesús y nuestra.

Acompáñanos en la peregrinación terrena hacia la patria bienaventurada, donde esperamos llegar también nosotros para contemplar para siempre la Gloria del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

*Se le la meditación para cada día. Terminada la lectura y después de unos breves instantes se concluye.

 

DÍA 9. VIRTUD DE LA PERFECCIÓN

Jesús nos invita a la vida de perfección. Sed perfectos como vuestro Padre celestial es perfecto.” La perfección cristiana consiste en el hábito de la caridad, es decir, la posesión de la gracia santificante y el deseo constante de preservar tal gracia, y también en la persecución o práctica de la caridad, lo cual significa el servicio de Dios y el apartarnos de aquellas cosas que se oponen a ello o lo impiden.”

Acerca de la fe, decía el Padre Pío: “Para tender a la perfección es necesario poner el máximo interés en actuar en todo para agradar a Dios y en buscar evitar hasta los más pequeños defectos; cumplir los deberes propios y hacer todo lo demás con más generosidad.”

“En todas las cosas y siempre, más rectitud de intención, más exactitud, más puntualidad, más generosidad en el servicio del Señor, y entonces serás como el Señor quiere que seas.”

PARA FINALIZAR TODOS LOS DÍAS

 

Pídase la gracia que se desea alcanzar por intercesión del glorioso Padre Pio.

Padrenuestro, Avemaría y Gloria.

Oh Dios,  que a San Pío de Pietrelcina, sacerdote capuchino, le has concedido el insigne privilegio  de participar, de modo admirable, de la pasión de tu Hijo: concédenos, por su intercesión, la gracia que ardientemente deseamos; y otórganos, sobre todo,  que nos conformemos a la muerte de Jesús  para alcanzar después  la gloria de la resurrección. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.

 

Y se dice tres veces.

San Pío de Pietrelcina,

R/. Ruega por nosotros

CLASES DE HOMBRES. EJERCICIOS ESPIRITUALES. DÍA 22

EJERCICIOS ESPIRITUALES. Día 22

 

Al comenzar cada día.

 

En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

 

ORACIÓN DE OFRECIMIENTO

DE SAN IGNACIO DE LOYOLA


Tomad, Señor, y recibid

toda mi libertad,

mi memoria,

mi entendimiento

y toda mi voluntad;

todo mi haber y mi poseer.

Vos me disteis,

a Vos, Señor, lo torno.

Todo es Vuestro:

disponed de ello

según Vuestra Voluntad.

Dadme Vuestro Amor y Gracia,

que éstas me bastan.

Amén.

 

Antes de comenzar la meditación, siguiendo el consejo de san Ignacio, “pide gracia a Dios nuestro Señor para que todas tus intenciones, acciones y operaciones sean puramente ordenadas en servicio y alabanza de su Divina Majestad.”

 

Se guarda unos segundos de silencio.

Se lee el punto de cada día, son sentencias cortas, para meditar y pensar. No leas apresurado.

San Ignacio recomienda la repetición de la meditación: Es conveniente a lo largo del día, volver sobre lo meditado.

 

DÍA 22.- CLASES DE HOMBRES.

Malos, imprudentes y felices.

Malos, los que viendo lo que han de hacer, no lo hacen.

Imprudentes, los  que hacen solo lo que les viene en gana.

Como el enfermo que toma la medicina que bien le parece.

Ni los primeros, ni los segundos llevan camino de salvarse.

Felices, los que practican los medios que Dios nos señala.

Como el que toma la medicina eficaz, aunque amarga.

Vale la pena mortificarse para salvar nuestra alma.

Se trata de asegurar la eternidad, cueste lo que costare.

Haciéndolo así, seremos felices aquí y en la otra vida.

***

Oh Jesús quizá ahora he seguido a la primera clase.

Quizá practico algunos medios, pero no todos.

Quiero salvar mi alma.

No quiero ser malo ni imprudente.

 

Para finalizar cada día.

 

CONSAGRACIÓN A LA VIRGEN

Bendita sea tu pureza

y eternamente lo sea,

pues todo un Dios se recrea

en tan graciosa belleza.

A Ti, celestial Princesa,

Virgen Sagrada María,

yo te ofrezco en este día

alma, vida y corazón.

Mírame con compasión,

no me dejes, Madre mía.

 

Sagrado Corazón de Jesús, en vos confío.

Inmaculado Corazón de María, sed la salvación mía.

Glorioso Patriarca san José, ruega por nosotros.

Santos Ángeles Custodios, rogad por nosotros.

Todos los santos y santas de Dios, rogad por nosotros.

Ave María Purísima, Sin Pecado Concebida.

lunes, 20 de septiembre de 2021

LAS DOS BANDERAS (2) EJERCICIOS ESPIRITUALES. DÍA 21

EJERCICIOS ESPIRITUALES. Día 21

 

Al comenzar cada día.

 

En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

 

ORACIÓN DE OFRECIMIENTO

DE SAN IGNACIO DE LOYOLA


Tomad, Señor, y recibid

toda mi libertad,

mi memoria,

mi entendimiento

y toda mi voluntad;

todo mi haber y mi poseer.

Vos me disteis,

a Vos, Señor, lo torno.

Todo es Vuestro:

disponed de ello

según Vuestra Voluntad.

Dadme Vuestro Amor y Gracia,

que éstas me bastan.

Amén.

 

Antes de comenzar la meditación, siguiendo el consejo de san Ignacio, “pide gracia a Dios nuestro Señor para que todas tus intenciones, acciones y operaciones sean puramente ordenadas en servicio y alabanza de su Divina Majestad.”

 

Se guarda unos segundos de silencio.

Se lee el punto de cada día, son sentencias cortas, para meditar y pensar. No leas apresurado.

San Ignacio recomienda la repetición de la meditación: Es conveniente a lo largo del día, volver sobre lo meditado.

 

DÍA 21.- LAS DOS BANDERAS.

Imposible alistarme a ambas.

Son de Lucifer los infieles y herejes culpables, los impíos.

Los indiferentes que creen, pero no practican la Religión.

Los que blasfeman o profanan las fiestas, los impuros.

Prácticamente lo son los que viven en pecado mortal.

Son de Jesucristo los buenos católicos, fieles a la Iglesia.

Son abanderados suyos los de Acción Católica.

También lo son los Congregantes Marianos y demás apóstoles seglares.

Los puros de corazón, los humildes que huyen del mal.

También los pecadores que confiesan sus pecados.

Dijo Jesús: “Quien no está conmigo, esta contra Mí.”

Examina bien a quien perteneces. No te hagas ilusiones.

***

¡Cuántos van por el camino que conduce a la perdición!

¡Que pocos los que siguen resueltamente a Jesús!

Prefiero salvarme con los pocos, que condenarme.

 

Para finalizar cada día.

 

CONSAGRACIÓN A LA VIRGEN

Bendita sea tu pureza

y eternamente lo sea,

pues todo un Dios se recrea

en tan graciosa belleza.

A Ti, celestial Princesa,

Virgen Sagrada María,

yo te ofrezco en este día

alma, vida y corazón.

Mírame con compasión,

no me dejes, Madre mía.

 

Sagrado Corazón de Jesús, en vos confío.

Inmaculado Corazón de María, sed la salvación mía.

Glorioso Patriarca san José, ruega por nosotros.

Santos Ángeles Custodios, rogad por nosotros.

Todos los santos y santas de Dios, rogad por nosotros.

Ave María Purísima, Sin Pecado Concebida.

VIRTUD DE LA PERSEVERANCIA. NOVENA AL PADRE PÍO. DÍA 8

DÍA 8. NOVENA AL PADRE PÍO  DE PIETRELCINA


PARA COMENZAR TODOS LOS DÍAS:

 

Por la señal…

 

Acto de contrición. Señor mío Jesucristo…

 

Súplica al Padre Pío del Papa Juan Pablo II

Humilde y amado padre Pío, enséñanos también a nosotros, te pedimos, la humildad del corazón para formar parte de los pequeños del Evangelio, a quienes el Padre les ha prometido revelar los misterios de su Reino.

Ayúdanos a rezar sin cansarnos nunca, seguros de que Dios conoce lo que necesitamos, antes de que se lo pidamos.

Danos una mirada de fe capaz de reconocer con prontitud en los pobres y en los que sufren el rostro mismo de Jesús.

Apóyanos en la hora del combate y de la prueba y, si caemos, haz que experimentemos la alegría del sacramento del perdón.

Transmítenos tu tierna devoción a María, Madre de Jesús y nuestra.

Acompáñanos en la peregrinación terrena hacia la patria bienaventurada, donde esperamos llegar también nosotros para contemplar para siempre la Gloria del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

*Se le la meditación para cada día. Terminada la lectura y después de unos breves instantes se concluye.

 

DÍA 8. VIRTUD DE LA PERSEVERANCIA

La virtud de la perseverancia es aquella virtud cuyo fin es soportar las dificultades en la consecución del bien, venciendo el desaliento y la desesperación.

Acerca de la perseverancia, decía el Padre Pío: “En resumen, no filosoféis sobre vuestros defectos y tampoco repliquéis; continuad vuestro camino sin rodeos. No. Dios no puede abandonaros cuando vosotros, por no perderlo, permanecéis firmes en vuestras decisiones. Que el mundo se destruya, que todo esté en tinieblas, en humo, en confusión..., pero Dios está con nosotros. ¿De qué, pues, vamos a tener miedo? Si Dios habita en las tinieblas y sobre el monte Sinaí, entre relámpagos y truenos, ¿no debemos estar contentos sabiendo que estamos cerca de él?”

“El miedo es un mal peor que el mismo mal.”

“El dudar es el mayor insulto a la divinidad.”

“Es por medio de las pruebas que Dios une a sí a las almas que ama.”

 

PARA FINALIZAR TODOS LOS DÍAS

 

Pídase la gracia que se desea alcanzar por intercesión del glorioso Padre Pio.

Padrenuestro, Avemaría y Gloria.

Oh Dios,  que a San Pío de Pietrelcina, sacerdote capuchino, le has concedido el insigne privilegio  de participar, de modo admirable, de la pasión de tu Hijo: concédenos, por su intercesión, la gracia que ardientemente deseamos; y otórganos, sobre todo,  que nos conformemos a la muerte de Jesús  para alcanzar después  la gloria de la resurrección. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.

 

Y se dice tres veces.

San Pío de Pietrelcina,

R/. Ruega por nosotros.