___AVISOS DEL CULTO___

SÁBADO 21 de octubre. Misa de acción de gracias a las 17:45. Este sábado no habrá misa de 8:15 de la mañana.

Lunes 23 de octubre. Conmemoración del Padre Pío. Rosario, misa y veneración de la reliquia a las 17:45

*** MISA MENSUAL EN ALBACETE. Domingo, 5 de noviembre. A las 17:30 horas, en la Parroquia Purísima Concepción.

***MISA MENSUAL EN LUGO. Sábado 11 de noviembre. Santa misa a las 18:30 horas, en la capilla del Carmen, sita en la calle del Carmen, en Lugo, justo a la salida de la puerta homónima de la muralla de la ciudad.

Para cualquier cuestión relacionada con la celebración de la Santa Misa por el modo extraordinario en Lugo, así como para recibir avisos, si lo desea, puede ponerse en contacto con nosotros mediante la siguiente dirección de correo electrónico: misatridentinalugo@hotmail.com

viernes, 31 de octubre de 2014

I visperas de todos los Santos

HORA SANTA EN LA SOLEMNIDAD DE TODOS LOS SANTOS

EXAMEN DE CONCIENCIA SOBRE LA FE. Beata María Purísima de la Cruz


Examine su fe:

  • ¿Trabaja por ver las cosas con espíritu sobrenatural? 
  • ¿Se esfuerza por dar a cada cosa su justo valor? 
  • ¿Confía plenamente en Dios? ¿Vive abandonada en sus brazos? 
  • ¿Vive el “Sé bien de quien me he fiado” de S. Pablo? 
  • ¿Tiene el corazón limpio de sentimientos egoístas? 
  • ¿Procura ser comprensiva y amar a todos sobrenaturalmente? 
  • ¿Fomenta deseos de hacer la Voluntad del Padre? 

OH MARÍA; CONCÉDEME VIVIR Y MORIR SEGÚN TU. Oración de la Beata María Purísima de la Cruz


Madre mía, esperanza mía,
en tus manos de Madre nos ponemos; 
míranos con misericordia.
***
Oh María, 
cuya vida fue tan ignorada, 
tan oculta en Dios, 
que ninguno sospechó sus admirables secretos; 
alcánzame vivir y morir según Tú, 
oculta, desconocida, sin honores, 
perdida y abismada contigo en aquél 
de quien una sola mirada vale mil veces más 
que todos los aplausos del mundo entero.

EL ROSARIO DE HOY CON LA BEATA MARÍA PURÍSIMA DE LA CRUZ


Santo Rosario.
Por la señal... 
Monición inicial: 
Se hace memoria hoy  de la Beata María Purísima de la Cruz, religiosa española, que fue superiora general de la congregación de las hermanas de la Compañía de la Cruz. Murió en año el 1998.
A sus Hermanas decía: “Procuren inculcar en todos los que traten y tengan confiados a sus apostolados el amor a la  Virgen que tanto acerca al Señor. Enseñen a rezar  el Rosario, la hora, y a invocarla con frecuencia.”
Con algunos de sus pensamientos meditaremos el rosario de hoy.
Señor mío Jesucristo… 
MISTERIOS DOLOROSOS
1. La Oración de Jesús en el Huerto
“Sólo cuando se está desprendida de todo, se sabe decir en cada momento “HÁGASE”. ¿No  es verdad que cuando estamos atadas a cosas o personas no somos capaces de decir al Señor, Hágase, antes le ponemos condiciones y buscamos motivos para retardar hacer su  voluntad?”.
2. La flagelación de Jesús atado a la columna.
“Esté siempre dispuesta a ceder, a dejar paso, a sacrificarse porque los demás disfruten.  Nunca olvide que el que pierde gana y el que gana pierde.”
3. La coronación de espinas
“Avivemos nuestro amor al Señor; que sea Él el centro y Rey de nuestro corazón; que nada  ni nadie se interponga entre Él y nosotras, y que  en unión con la Stma. Virgen, nuestra vida sea un  ir creciendo en este amor que nos llevará al gozo de la posesión plena en el cielo.”
4. Nuestro Señor con la cruz a cuestas camino del Calvario
“La fe nos lleva a ese abandono total en las manos del Señor, que es tan meritorio y que  nos hace “completar lo que falta a la Pasión de Cristo”, que es el que nosotras aceptemos y  ofrezcamos nuestra cruz en unión con Él por la redención y salvación del mundo.”
5. La crucifixión y muerte del Señor

“La reparación ha de brotar  espontáneamente de nuestro corazón llevándonos  a lanzarnos al sacrificio, renuncia, todo lo que es cruz con tal de conseguir que los hombres se  conviertan a Dios. ¿Cómo entonces, pesar, medir y contar lo poquito que hacemos?.”

PENSAMIENTO DIARIO DE SANTA TERESA:EL DEMONIO

EL DEMONIO 
¡Cuántas dificultades pone el demonio y cuántos temores a quien quiere seguir a Dios más de cerca! (V 23, 15).

Pues si este Señor es poderoso, como veo que lo es y se que lo es, y los demonios son sus esclavos (y esto no se puede dudar, pues es de fe), si yo soy esclava de este Señor y Rey, ¿qué mal me pueden hacer ellos a mí? ¿Por qué yo no he de tener fortaleza para combatir con todo el infierno? (V 25, 19).

jueves, 30 de octubre de 2014

HORA SANTA CON EL PAPA FRANCISCO. LA IGLESIA ES MADRE (5)

HORARIO DE CULTO EN ESTE FIN DE SEMANA


VIERNES 31Santa Misa a las 8:15. A las 17:45 I Vísperas de Todos los Santos, y a continuación Exposición del Santísimo con el Rezo del Rosario.
SÁBADO 1 DE NOVIEMBRE. SOLEMNIDAD DE TODOS LOS SANTOS. Santa Misa cantada a las 10:00. (en directo por You tube) A las 17:45 II Vísperas de Todos los Santos, y a continuación Acto Eucarístico Mariano del Primer Sábado de Mes (en directo por You tube). A las 19:15, habrá también Santa Misa.
Domingo 2 de noviembre. Santa Misa cantada retransmitida en directo por YOU TUBE a las 10:00. (En la Forma Extraordinaria, la conmemoración de los fieles difuntos se traspasa al día 3)
Lunes 3 de noviembre. Conmemoración de los fieles difuntos. 1ª Misa a las 8:00, 2ª Misa a las 8:45; a las 17:45 Requiem Solemne.

EL AMOR A LA EUCARISTÍA. Beato Ángel de Acri


El Beato Ángel de Acri, fraile capuchino, fue un incansable propagador de la devoción al Santísimo Sacramento, no dejando pasar ocasión sin incitar al pueblo a la comunión frecuente, valiendose para ello de su prodigiosa habilidad e inagotable inventiva que hicieron de él uno de los apóstoles más notables de la Eucaristía. La devota práctica universalmente conocida con el nombre de «Las Cuarenta Horas» tuvo un éxito inmediato, gracias a la labor propagandista del Beato Ángel de Acri. Él mismo adornaba los altares y colocaba las flores y los cirios con exquisito buen gusto; organizaba procesiones eucarísticas y coros de adoración nocturna; y, sobre todo, encendía los corazones con su palabra cálida y con el ejemplo de su fervor. Puede decirse que el Padre Ángel vivía en la perpetua compañía de Jesús Sacramentado: sus visitas al sagrario eran tan frecuentes, que parecía no poder vivir sin acercarse de continuo a su Dios; la celebración de la santa misa era el acontecimiento más esperado del día, y se veía que en el altar hallaba un manantial de delicias y un descanso reparador de su incesante actividad. Por dondequiera que pasaba el siervo de Dios, quedaba, como recuerdo de su visita, un culto más fervoroso del Santísimo Sacramento: era el incendio de su alma que sembraba por todas partes chispas ardientes de amor. «¡Qué hermoso es amar a Dios!», repetía con frecuencia. Y esa frase llegó a hacerse familiar entre todos los amigos del Padre Ángel.
Un testigo ocular recuerda que la misa del padre Ángel «duraba a veces una hora, a veces hora y media»; y otro dice haberlo visto, «después de consagrado el pan y el vino, en la última genuflexión del cáliz, arrebatado en Dios durante un cuarto de hora, quedar fuera de sí y extático, y luego continuar el santo sacrificio»; haberlo visto «arrebatado en éxtasis en nuestros refectorios, en el coro, en las adoraciones del Santísimo, y, al celebrar la santa misa, quedar extático por el espacio de media hora, de manera que continuaba exánime en aquel mismo modo y lugar en que se hallaba... y luego, despertándose, repetía frecuentemente estas palabras: "¡Qué bello es amar a Dios!"». Fue visto «quedar en éxtasis alrededor de una hora, con la cara y las manos vueltas al cielo, especialmente cuando impartía la bendición con el Santísimo en la mano».

EL ROSARIO DE HOY CONTEMPLANDO A CRISTO REY, LUZ DEL MUNDO


Santo Rosario.
Por la señal... 
Monición inicial: Meditemos los misterios luminosos del Santo Rosario,  contemplando a Jesús, nuestro Rey y Señor, que ha venido para darnos ejemplo  iluminando nuestra vida con los propios misterios de la suya. 
Señor mío Jesucristo… 
MISTERIOS LUMINOSOS
1.-El Bautismo del Señor en el Jordán
“Juan exclamo: Es necesario que yo mengüe, para que él crezca.”
Juan el Bautista sabía su misión: preparar un pueblo bien dispuesto para recibir a Cristo, el Mesías, el Rey de Israel.
Pidamos que nunca nos pongamos nosotros en lugar de Cristo, y hagámonos pequeños en nuestras obras para que sea Jesús el que aparezca como Rey de todas las cosas.
2.-El Milagro de las Bodas de Cana
“María dijo a los sirvientes: Haced lo que él os diga.”
La Virgen María nos invita a obedecer a aquel que es nuestro Rey: este es el camino para que el agua de nuestra vida se convierta en vino nuevo y sobreabundante.
Acojamos a María como Madre y como Maestra: ella hará dulce y suave los mandatos de su Hijo.
3.- El anuncio del Reino invitando a la conversión.
Convertíos y creed en el Evangelio.”
La conversión, el volvernos hacia Dios, es el comienzo del Reino de Jesús en este mundo. Si queremos que se establezca el reinado de Cristo hemos de empezar por la tarea diaria de convertirnos a él.
Pidamos la gracia de la conversión.
4.-La Transfiguración del Señor
“Señor, qué bien estamos aquí.”
Si dejamos que Jesús sea el Rey que gobierne nuestra vida, el Buen Pastor que indique nuestro camino; podemos estar seguros de que nos llevará a lo alto del Tabor, se nos mostrará resplandeciente y gozaremos de su gloria.
Pidamos la gracia de perserverar haciendo la voluntad de Dios.
5.- La institución de la Eucaristía
“Esto es mi Cuerpo entregado por vosotros”
Creemos que en la Sagrada Eucaristía, Jesús está presente verdadera, real y sustancialmente. Gracias a esta presencia podemos rendirle nuestro homenaje de adoración y alabanza.

Pidamos la gracia de adorarlo como los ángeles en el cielo y recibirlo en la Sagrada Comunión con la pureza, humildad y devoción de la Virgen María, con el espíritu y fervor de todos los santos. 

PENSAMIENTO DIARIO DE SANTA TERESA DE JESÚS: LA VOLUNTAD DE DIOS, CAMINO SEGURO

LA VOLUNTAD DE DIOS, CAMINO SEGURO 
Creedme que es lo más seguro no querer sino lo que quiere Dios, que nos conoce más que nosotros mismos y nos ama. Pongámonos en sus manos para que se haga su voluntad en nosotros, y no nos equivocaremos si con determinada voluntad, permanecemos en esa decisión (VI M 9, 17).

miércoles, 29 de octubre de 2014

REPORTAJE FOTOGRÁFICO: SOLEMNIDAD DE CRISTO REY




Ofrecemos este reportaje fotográfico realizado en la Santa Misa celebrada en la Iglesia del Salvador de Toledo el pasado domingo día 26 de octubre, por gentiliza de Dña. Marisol Carmena. La celebración de Cristo Rey en el último domingo de octubre tal y como la instituyó el Papa Pío XI tiene una intención teológica que debe ser considerada: el Reino de Cristo, no es un reino mundano, pero tampoco su realización es algo pospuesto a los últimos tiempos cuando el Señor vuelva en gloria. El Reino de Cristo ha comenzado con su Encarnación, se está realizando ya en la historia y en la Iglesia, tendrá su culminación en la Parusía. La misión de la Iglesia y de cada bautizado es hacer todo lo posible, tanto a nivel social como personal, para que se establezca el suave y dulce imperio de Cristo. Un reino -que como canta el prefacio de la misa- es "un reino eterno y universal, reino de verdad y de vida, reino de santidad y de gracia, reino de justicia, de amor y de paz."

SUPLICA DE LA GRACIA. Oración de San Cayetano Errico


Piadosísimo Salvador mío,
porque me viste lleno de pecados y muy sediento de tu gracia, 
con amorosa llamada me obligáis a beber de vuestra agua, 
a mi necesitado por mi miseria 
y mucho más por vuestra misericordia, 
os suplico, igual que la mujer samaritana, 
que me deis a beber de este agua de vuestra gracia, 
a fin de que no sienta más sed de los placeres envenenados 
ni vuelva a la vanidad del mundo, 
y olvidado de todo esto, 
piense sólo en amar vuestro amabilísimo Corazón.

NO TEMÁIS DE ACUDIR CON CONFIANZA A ESTE CORAZÓN BENIGNO. San Cayetano Errico

"El Sagrado Corazón de María es la obra que llena de estupor a todas las criaturas; que se asombran admiradas, y estáticas dicen: "¿Quién es esta mujer tan excelsa, tan sublime, tan elevada?".  Este corazón es el prodigio de todas las maravillas de Dios, que su Divina Majestad ha querido poner en el centro de su Iglesia para admiración de todos los siglos.
Almas tímidas, no temáis de acudir con confianza a este Corazón benigno, piadoso y lleno de misericordia. Alzad vuestros ojos a María y mirad su rostro benigno, sus ojos amorosos, su manos benéficas, su amantísimo y ardentísimo Corazón y descubriréis que ella está siempre dispuesta a acogernos con su rostro benigno, a ayudarnos con su mirada fija en nuestras necesidades, a llamarnos a la conversión con sus manos abiertas, a ofrecernos el remedio a todos vuestros males con su corazón de madre.
Después de Dios, María es nuestra esperanza. Cuando en los peligros,  en las angustias, en las dudas, en todos los asuntos tanto espirituales como materiales, recurramos a María, invoquemos su santo nombre, pensamos en María, no dejemos que María se aparte de nuestro corazón, no nos olvidemos de María, porque toda gracia nos viene de María."

EL ROSARIO DE HOY CON SAN CAYETANO ERRICO


Santo Rosario.
Por la señal... 
Monición inicial: Se hace hoy memoria de san Cayetano Errico, sacerdote italiano, que fomentó los retiros espirituales y la devoción a la Eucaristía, para ganar almas para Cristo, fundando también la Congregación de los Misioneros de los Sagrados Corazones de Jesús y de María. Murió en 1860.
Hoy, como a sus hijos espirituales entonces, nos dice: “Confiad mucho, sobre todo en los Sagrados Corazones de Jesús y de María, y cantaréis victoria.” Con sus pensamientos meditamos el rosario de hoy.
Señor mío Jesucristo…
MISTERIOS GLORIOSOS
1.-La Resurrección del Señor.
“No temáis, porque venciendo la tentación se adquiere la verdadera paz.”
2.- La Ascensión del Señor
“Esperemos en el Corazón de Jesús y el Inmaculado Corazón de María que desean ayudarnos hasta el fin de los tiempos para dar mayor gloria a Dios y la santificación de nuestras almas.”
3.- La Venida del Espíritu Santo sobre los Apóstoles reunidos en torno a la Virgen María
“Vivid con buen ánimo, sed un solo corazón, ayudaos con la oración mental y la plegaria, haced siempre la voluntad de Dios con la exacta observancia de nuestra santa Regla, porque así obraréis maravillas.”
4.- La Asunción de María Santísima a los Cielos
“Aprendamos a ser hombre todos de Dios en todo lugar, tiempo y circunstancia”
5.- La Coronación De La Virgen Como Reina Y Señora De Todo Lo Creado.
“Dejemos todo en las manos del Señor y en la intercesión de la Reina de los santos, la cual todo lo puede, a todos ama con afecto materno y ruega por todos. Por tanto, después de Dios, confiemos en María.”

PENSAMIENTO DIARIO DE SANTA TERESA DE JESÚS: ¿QUÉ MAS ES NECESARIO PARA DESCUBRIR EL AMOR DE DIOS?

¿QUÉ MAS ES NECESARIO PARA DESCUBRIR EL AMOR DE DIOS?
¡Oh, Señor mío, que de todos los bienes que nos hicisteis nos aprovechamos mal! Vuestra majestad buscando modos y maneras e invenciones para manifestar el amor que nos tenéis; nosotros, como mal experimentados en amaros a Vos, los apreciamos tan poco, que de mal ejercitados en esto, se nos van los pensamientos a donde están siempre, olvidando los misterios que este idioma encierra en sí, como ha dicho el Espíritu Santo. ¿Qué más era menester para encendernos en amor suyo y pensar que adoptó este estilo no sin gran causa?
(…) Veo claro que nos ejercitamos tan mal en el amor a Dios, que no nos parece posible que un alma trate así con Dios. Mas conozco a algunas personas que sacaron tan gran bien, tanto regalo, tan gran seguridad en sus temores, que hacían particulares alabanzas a nuestro Señor muchas veces, porque dejó remedio tan saludable para las almas que con hirviente amor le aman para que entiendan y vean que es posible que se humille Dios tanto (Mdt C 1, 4-5).

martes, 28 de octubre de 2014

SAN SIMÓN Y SAN JUDAS, APÓSTOLES: LA UNIDAD Y COMUNIÓN EN JESÚS


Hoy contemplamos a dos de los doce Apóstoles:  Simón el Cananeo y Judas Tadeo (a quien no hay que confundir con Judas Iscariote). Los consideramos juntos, no sólo porque en las listas de los Doce siempre aparecen juntos (cf. Mt 10, 4; Mc 3, 18; Lc 6, 15; Hch 1, 13), sino también porque las noticias que se refieren a ellos no son muchas, si exceptuamos el hecho de que el canon del Nuevo Testamento conserva una carta atribuida a Judas Tadeo.
Simón recibe un epíteto diferente en las cuatro listas:  mientras Mateo y Marcos lo llaman "Cananeo", Lucas en cambio lo define "Zelota". En realidad, los dos calificativos son equivalentes, pues significan lo mismo:  en hebreo, el verbo qanà' significa "ser celoso, apasionado" y se puede aplicar tanto a Dios, en cuanto que es celoso del pueblo que eligió (cf. Ex 20, 5), como a los hombres que tienen celo ardiente por servir al Dios único con plena entrega, como Elías (cf. 1 R 19, 10).
Por tanto, es muy posible que este Simón, si no pertenecía propiamente al movimiento nacionalista de los zelotas, al menos se distinguiera por un celo ardiente por la identidad judía y, consiguientemente, por Dios, por su pueblo y por la Ley divina. Si es así, Simón está en los antípodas de Mateo que, por el contrario, como publicano procedía de una actividad considerada totalmente impura. Es un signo evidente de que Jesús llama a sus discípulos y colaboradores de los más diversos estratos sociales y religiosos, sin exclusiones. A él le interesan las personas, no las categorías sociales o las etiquetas.
Y es hermoso que en el grupo de sus seguidores, todos, a pesar de ser diferentes, convivían juntos, superando las imaginables dificultades:  de hecho, Jesús mismo es el motivo de cohesión, en el que todos se encuentran unidos. Esto constituye claramente una lección para nosotros, que con frecuencia tendemos a poner de relieve las diferencias y quizá las contraposiciones, olvidando que en Jesucristo se nos da la fuerza para superar nuestros conflictos.
Conviene también  recordar  que  el grupo de los Doce es la prefiguración de la Iglesia, en la que deben encontrar espacio todos los  carismas,  pueblos  y razas, así como  todas  las  cualidades  humanas, que  encuentran  su armonía y su unidad en la comunión con Jesús.
Por lo que se refiere a Judas Tadeo, así es llamado por la tradición, uniendo dos nombres diversos:  mientras Mateo y Marcos lo llaman simplemente "Tadeo" (Mt 10, 3; Mc 3, 18), Lucas lo llama "Judas de Santiago" (Lc 6, 16; Hch 1, 13). No se sabe a ciencia cierta de dónde viene el sobrenombre Tadeo y se explica como proveniente del arameo taddà', que quiere decir "pecho" y por tanto significaría "magnánimo", o como una abreviación de un nombre griego como "Teodoro, Teódoto".
Se sabe poco de él. Sólo san Juan señala una petición que hizo a Jesús durante la última Cena. Tadeo le dice al Señor:  "Señor, ¿qué pasa para que te vayas a manifestar a nosotros y no al mundo?". Es una cuestión de gran actualidad; también nosotros preguntamos al Señor:  ¿por qué el Resucitado no se ha manifestado en toda su gloria a sus adversarios para mostrar que el vencedor es Dios? ¿Por qué sólo se manifestó a sus discípulos? La respuesta de Jesús es misteriosa y profunda. El Señor dice:  "Si alguno me ama, guardará mi palabra, y mi Padre lo amará, y vendremos a él, y pondremos nuestra morada en él" (Jn 14, 22-23). Esto quiere decir que al Resucitado hay que verlo y percibirlo también con el corazón, de manera que Dios pueda poner su morada en nosotros. El Señor no se presenta como una cosa. Él quiere entrar en nuestra vida y por eso su manifestación implica y presupone un corazón abierto. Sólo así vemos al Resucitado.
Benedicto XVI

EL ROSARIO DE HOY CONTEMPLANDO A CRISTO REY EN SU PASIÓN


Santo Rosario.
Por la señal... 
MONICIÓN INICIAL: Contemplemos hoy en los misterios dolorosos a Cristo que entregó voluntariamente su vida en pago y rescate por nuestro pecado. Cristo es nuestro Rey por derecho de conquista pues nos ha arrebatado del poder de Satanás, de la muerte, del pecado. 
Señor mío Jesucristo… 
MISTERIOS DOLOROSOS
1. La Oración de Jesús en el Huerto
“Padre, si quieres, aparta de mí este cáliz; pero no se haga mi voluntad, sino la tuya.”
Jesús acepta entregar su propia vida en rescate rescate de los hombres de la esclavitud del demonio y del pecado.
Venid, adoremos a nuestro Rey, y démosle gracias porque ha expiado con su muerte nuestras culpas.
2. La flagelación de Jesús atado a la columna.
“Tú lo dices .Yo soy Rey. Yo para esto he nacido y para esto he venido al mundo, para dar testimonio de la verdad; todo aquél que pertenece a la verdad escucha mi voz.”
El Reino de Cristo se asienta en la Verdad: verdad sobre el misterio de Dios, verdad sobre el hombre, verdad sobre el mundo. La mentira, el mal y el pecado no lo soportan.
Pidamos la fuerza de defender siempre a Cristo Rey, aunque tengamos que sufrir los ataques de los hijos de la mentira y de las tinieblas.
3. La coronación de espinas
“Lo soldados se arrodillaban ante El y se burlaban diciendo: Salve, Rey de los judíos».”
Es fácil ridiculizar el bien y burlarse de los buenos, de los que son más débiles, de los que no se muestran iracundos y autoritarios. El mismo Rey de Reyes y Señor de Señores permitió pasar por ello.
Si se ríen de nosotros, busquemos la fuerza en Cristo: todo ello nos servirá para nuestra salvación y la salvación del mundo.
4. Nuestro Señor con la cruz a cuestas camino del Calvario
“Tomaron, pues, a Jesús, y El con la cruz a cuestas salió hacia el lugar
llamado de la Calavera, en hebreo Gólgota.”
El Señor se hace siervo, el Rey se hace esclavo, el Juez es cargado con la cruz -el instrumento del suplicio.-  Y todo ello, para librarnos a nosotros de la condenación eterna.
Pidamos por todos aquellos que son acusados injustamente, avivemos nuestra esperanza en que Dios es un juez justo.
5. La crucifixión y muerte del Señor
Encima de la cabeza de Jesús, colocaron un letrero, que anunciaba el cargo en su contra. Decía: «Éste es Jesús, el Rey de los judíos».”
“A ese, no a Barrabás” –gritaron las turbas de los judíos cuando Pilatos quería liberar a Jesús. Grito que se renueva cuando se rechaza el reinado de Cristo: Cristo fuera de la vida pública, de las escuelas, de la sociedad, de las familias, de la propia vida…
Hagamos una acto de amor a tan dulce Rey y reparemos con ello tantos desprecios, indiferencias, odios, ultrajes y profanaciones. 

DOXOLOGÍA. San Judas Tadeo


A aquel que puede preservarlos de toda caída 
y hacerlos comparecer sin mancha 
y con alegría en la presencia de su gloria,
al único Dios que es nuestro Salvador, 
por medio de Jesucristo nuestro Señor, 
sea la gloria, el honor, la fuerza y el poder, 
desde antes de todos los tiempos, ahora y para siempre. 
Amén.
Jds 24-25

PENSAMIENTO DE SANTA TERESA: ORACIÓN DE QUEJA A JESÚS QUE SE ESCONDE

ORACIÓN DE QUEJA A JESÚS QUE SE ESCONDE      
Yo me he regalado hoy con el Señor y me he atrevido a quejarme de Su Majestad, y le he dicho: "¿No basta, Dios mío, que me tengáis en esta miserable vida y que por amor a Vos pase por ello, y acepto vivir donde no hay más que obstáculos que me impiden gozar de Vos, porque he de comer y dormir y preocuparme de los asuntos y hablar con todos, y todo lo paso por vuestro amor, pues bien sabéis, Señor mío, que todo es tormento grandísimo para mí, que los poquitos ratos que tengo para gozar de Vos, también me os escondéis? Creo yo, Señor, que si yo pudiera esconderme de Vos, como Vos de mí, el amor que me tenéis no lo soportaría; pero Vos estáis conmigo y me veis siempre. ¡No se puede sufrir esto, Señor mío! Os suplico miréis que lastimáis a quien tanto os ama (V 37, 8).

lunes, 27 de octubre de 2014

DOCUMENTAL: MYSTERIUM FIDEI

REPORTAJE FOTOGRÁFICO: VÍSPERAS SOLEMNES EN LA FIESTA DE CRISTO REY

Ayer, último domingo de octubre, se celebra según el Calendario Litúrgico de la Forma Extraordinaria del Rito Romano la fiesta de Cristo Rey. Por la tarde se celebraron las vísperas solemnes. Presidió la celebración D. Manuel González.
Recordemos las palabras de S.S. Pio XI en la encíclica Quas Primas con respeto a esta fiesta: Nos anima, sin embargo, la dulce esperanza de que la fiesta anual de Cristo Rey, que se celebrará en seguida, impulse felizmente a la sociedad a volverse a nuestro amadísimo Salvador. Preparar y acelerar esta vuelta con la acción y con la obra sería ciertamente deber de los católicos; pero muchos de ellos parece que no tienen en la llamada convivencia social ni el puesto ni la autoridad que es indigno les falten a los que llevan delante de sí la antorcha de la verdad. Estas desventajas quizá procedan de la apatía y timidez de los buenos, que se abstienen de luchar o resisten débilmente; con lo cual es fuerza que los adversarios de la Iglesia cobren mayor temeridad y audacia. Pero si los fieles todos comprenden que deben militar con infatigable esfuerzo bajo la bandera de Cristo Rey, entonces, inflamándose en el fuego del apostolado, se dedicarán a llevar a Dios de nuevo los rebeldes e ignorantes, y trabajarán animosos por mantener incólumes los derechos del Señor. Además, para condenar y reparar de alguna manera esta pública apostasía, producida, con tanto daño de la sociedad, por el laicismo, ¿no parece que debe ayudar grandemente la celebración anual de la fiesta de Cristo Rey entre todas las gentes? En verdad: cuanto más se oprime con indigno silencio el nombre suavísimo de nuestro Redentor, en las reuniones internacionales y en los Parlamentos, tanto más alto hay que gritarlo y con mayor publicidad hay que afirmar los derechos de su real dignidad y potestad.








TRABAJEMOS POR EL REINADO DE CRISTO. Homilía en la Solemnidad de Cristo Rey


Queridos hermanos:
Celebramos en este día la preciosa fiesta de Jesucristo Rey del Universo. Cuando hace ochenta y nueve años fue instituida por el Papa Pío XI el propósito de la misma era, además de honrar la Realeza de Cristo y dar a Dios el culto que le es debido, concienciar a los católicos de la necesidad de someterse al Reinado de Jesucristo, en un momento en el que el devenir de los pueblos y las naciones preludiaba la instauración de una sociedad completamente alejada de Dios, en sus leyes y comportamientos, en definitiva de la vida de los hombres. Del mismo modo que en los tiempos de las grandes controversias eucarísticas, la fe del pueblo de Dios y el responsable gobierno de los Sagrados Pastores propuso e instituyó la exaltación pública y celebración litúrgica de la fiesta del Santísimo Sacramento del Altar, en el que Cristo está real y verdaderamente presente.
Así pues, esta instauración y triunfo del ateísmo e indiferencia a la presencia de Dios en medio de los hombres que constatamos vigente en nuestros días debieran nuevamente conducirnos a implorar y trabajar sin descanso por el reinado de Jesucristo, Nuestro Señor. Más con frecuencia comprobamos como nuestro mismo estilo de vida se alejar del Reino de Dios.
Quisiera en primer lugar, hacer referencia al marco litúrgico en que se sitúa esta celebración. Fue concebida aproximadamente como culminación del año litúrgico, con referencia a la fiesta de Todos los Santos y conmemoración de los fieles difuntos. Y digo aproximadamente, porque a diferencia de la celebración de Cristo Rey que con la reforma litúrgica tiene lugar justamente el domingo anterior al inicio del tiempo de Adviento, el enclave en nuestro rito de la forma extraordinaria nos conduce a introducirnos en las realidades últimas de la existencia humana, recordándonos los Novísimos, y en cierto modo esta recapitulación de la historia que está expectante ante la venida gloriosa de Cristo Rey. 
En el Evangelio de hoy, Jesús afirma claramente ante Pilato que Él es Rey. Recordemos que muchas veces los textos del evangelio nos señalan como Jesús huye de los intentos por parte de los judíos, e incluso de los samaritanos, de proclamarlo rey. Pero este texto de San Juan está referido al momento de su pasión y cercano a la muerte. Es, por tanto, la Hora de Jesús. El momento en el que el Padre va a poner en Él la plenitud de todo ser y reconciliar por Él todas las cosas consigo, restableciendo la paz entre el Cielo y la tierra por medio de la sangre derramada por Nuestro Señor Jesucristo, como nos indica el apóstol San Pablo en la epístola de hoy a los Colosenses.
Pero Jesús mismo nos advierte que su Reino no es de este mundo, es decir, no es un reino a la manera mundana: Si recordamos las parábolas de Jesús veremos cómo se manifiesta este reino de Dios. La parábola del sembrador, del grano de mostaza, del tesoro escondido, etc… nos hablan de algo casi insignificante a los ojos de los hombres pero valioso y grande ante Dios. Algo que debe ir creciendo con nuestro esfuerzo y colaboración, pero también con el impulso divino de Aquel que hace nuevas todas la cosas.
Todos sabemos, queridos hermanos, que muchos enemigos del Reino de Cristo intentan sembrar entre nosotros la semilla de la cizaña destructora de este Reino, y como la cizaña, que aparenta trigo y no lo es, muchas veces el Príncipe de este mundo, Satanás, nos presenta su “programa destructor” bajo la apariencia de bien. Seamos astutos, vigilemos y oremos para no caer en la tentación, no vaya a ser, que pensando servir al reino de Cristo, sirvamos muchas veces a nuestros intereses, y lo que sería peor, los intereses del Maligno Enemigo.
Nosotros queremos que Cristo Reine, así lo pedimos frecuentísimamente al rezar el Padre Nuestro, “Venga a nosotros tu Reino”. Comprometámonos verdaderamente en ser edificadores, constructores del Reino de Cristo, esto es celebrar verdaderamente a Cristo Rey, esto es desear que Él reine. Primero, en mi vida, en mis deseos, en mi pensamiento, en mi obrar; después, en todo aquello de lo que soy responsable, en el trato con los que me rodean, buscar y propiciar el reino de Cristo.
Que María Santísima, nuestra Reina y Madre, adelante este reinado de su Hijo, que el triunfo de su corazón Inmaculado, nos obtenga una verdadera conversión interior, y la edificación firme del Reino de Dios en el mundo. Amén. 

SANTO ROSARIO DE HOY CONTEMPLANDO A CRISTO REY, NACIDO DE MARÍA LA VIRGEN


Santo Rosario.
Por la señal... 
Monición inicial: Ayer celebrábamos en nuestro calendario, la solemnidad de Cristo Rey. Hoy al rezar los misterios gozosos del Santo Rosario prolongaremos nuestra meditación sobre la realeza de Nuestro Señor Jesucristo, Rey en cuanto a su divinidad, pero Rey también en cuanto a su humanidad, por ser de la estirpe de David.
Señor mío Jesucristo…
MISTERIOS GOZOSOS
1.- La encarnación del Hijo de Dios en las entrañas purísimas de la Virgen María.
El Señor Dios le dará el trono de David su padre, reinara sobre la casa de David, su padre, y su reino no tendrá fin.”
Por la aceptación de Nuestra Señora, desposada con José de la estirpe de David, se realizó el misterio admirable de la Encarnación: Dios Creador, Rey de cielos y tierra, se hace hombre en su seno. Se cumple así la promesa hecha a David: Tu trono durará por siempre.
Adoremos tan gran misterio y démosle gracias a la Virgen por la cual ha venido a nosotros el Príncipe de la Paz.
2.-La Visitación de Nuestra Señora a su prima santa Isabel.
Derriba del trono a los poderosos y enalteces a los humildes.”
El Reino de Cristo es el reino de los humildes, de los que se reconocen pequeños ante Dios, de los hambrientos de amor y justicia; por eso Cristo Rey es despreciado por los soberbios de corazón, por los ricos, por los poderosos de este mundo.   
Pidamos que como Isabel y Juan, nosotros acojamos a María y al fruto bendito de su vientre, al Rey de Reyes, en nuestras vidas.
3.-El nacimiento del Niño Dios en el portal de Belén
Los magos de Oriente, entraron en la casa, vieron al Niño con María, su Madre,  lo adoraron.”
El hombre, creado a imagen y semejanza de Dios, sólo ha de arrodillarse ante él. Arrodillarse ante Cristo Rey nos hace más hombres, y nos dignifica más; porque reconocemos en justicia que no nos pertenecemos y somos suyos.
Pidamos que el ponernos de rodillas físicamente durante los momentos de oración sea expresión verdadera de nuestra actitud interior: adorar y amar a Dios con toda nuestro corazón, alma y mente.
4.-La purificación de Nuestra Señora y presentación del Niño Jesús en el templo
Este ha sido puesto para que muchos en Israel caigan y se levante;
 y será un signo de contradicción.”
El Reino de Cristo ha sido inaugurado. El hombre ya no puede quedar indiferente: o con él o contra él, aceptarlo o rechazarlo.
Pidamos por tantos hombres y mujeres que rechazan o viven indiferentes hacia Jesús esclavos del pecado y de su propio yo; para que como el Anciano Simeón, reconozcan en Jesús al Salvador: luz de las naciones y gloria de Israel.
5.- El niño Jesús perdido y hallado en el templo
Jesús bajo con ellos a Nazaret y les estaba sujeto.”
Si es admirable que el Verbo siendo Dios, se hiciese hombre; todavía es más sorprendente, que Aquel por cuya palabra fueron hechas todas las cosas y a cuyas órdenes obedecen los ángeles, se someta a la autoridad de sus criaturas. Dios nos enseña nuevamente que abajándose, obedeciendo, escogiendo el camino de los humildes, es como somos engrandecidos y exaltados.
Pidamos la gracia de comprender y vivir tan gran lección del Hijo Eterno de Dios, y sometámonos los unos a los otros con mansedumbre y humildad. 

PENSAMIENTO DE SANTA TERESA DE JESÚS: DIOS PRUEBA A LOS QUE AMA

DIOS PRUEBA A LOS QUE AMA      
Parece, Señor, que probáis con rigor a quien os ama, para que en la mayor intensidad del sufrimiento se manifieste la mayor intensidad de vuestro amor (V 25, 17).

domingo, 26 de octubre de 2014

II VÍSPERAS. SOLEMNIDAD DE CRISTO REY. EN DIRECTO A LAS 18:15

SANTA MISA EN LA FIESTA DE CRISTO REY. EN DIRECTO A LAS 10

EL ROSARIO EN LA FIESTA DE CRISTO REY


Santo Rosario.
Por la señal... 
Señor mío Jesucristo…
MISTERIOS GLORIOSOS
1.-La Resurrección del Señor.
Cristo tiene que reinar hasta que Dios haga de sus enemigos estrados de sus pies.”
Cristo resucitado es el “vencedor del pecado y de la muerte, es el principio de nuestra justificación y de nuestra resurrección: ya desde ahora nos procura la gracia de la adopción filial, que es real participación de su vida de Hijo unigénito; más tarde, al final de los tiempos, Él resucitará nuestro cuerpo.”
Pidamos que él triunfe sobre nuestro pecado y sobre nuestra muerte, hasta que lleguemos a participar de su resurrección. Será el triunfo de la realeza de Cristo sobre nosotros. Cristo tiene que reinar hasta que Dios haga de sus enemigos estrados de sus pies.”
2.- La Ascensión del Señor
“Dios asciende entre aclamaciones, el Señor al son de trompetas.”
Cristo subió a los cielos y se sentó a la derecha del Padre. Desde entonces el Señor reina con su humanidad en la gloria eterna de Hijo de Dios, intercede incesantemente ante el Padre en favor nuestro, nos envía su Espíritu y nos da la esperanza de llegar un día junto a Él, al lugar que nos tiene preparado.
Pidamos que mientras vivimos peregrinos en este mundo hacia la patria celestial nos sometamos a su dulce y suave reinado haciendo solamente su voluntad.
3.- La Venida del Espíritu Santo sobre los Apóstoles reunidos en torno a la Virgen María
“El que quiera ser primero entre vosotros sea vuestro servidor.”
Cristo Rey envía a los apóstoles el Espíritu Santo que los impulsa a anunciar a todas las naciones que el Reino de Dios ha llegado y a cumplir la misión de bautizar a todas las gentes. Cada cristiano, por la acción del Espíritu Santo en el Bautismo participa de su realeza.
Pidamos que  imitando a Jesucristo, quien siendo rey del universo, se hizo siervo de todos, sobre todo de los pobres y los que sufren, así también nosotros lo hagamos.
4.- La Asunción de María Santísima a los Cielos
“Vendré y os llevaré conmigo.”
La Virgen María, la primera redimida, la primera y mejor discípula que se proclama “esclava” del Señor, la que de forma singular participa en la obra redentora, es llevada al cielo en cuerpo y alma para participar de la victoria y reinado de su Hijo, el Rey de Reyes.
Pidamos que nosotros amemos y sirvamos a tan gran Señora, que nos ha sido dada como Madre. Honrémosla, imitando sus virtudes.
5.- La Coronación De La Virgen Como Reina Y Señora De Todo Lo Creado.
“Pondré sobre tu cabeza una corona de oro fino.”
Como Madre de todo los hombres, Ella se preocupa de todo ellos, pues ha sido constituida por el Señor como Reina del cielo y de la tierra, exaltada sobre los coros todos de los Ángeles y sobre todos los Santos en el cielo. Situada a la diestra de su unigénito Hijo, Jesucristo, Señor y Rey nuestro, la Virgen María intercede por todos, obtiene cuanto pide, y no puede no ser escuchada.
Pidamos que crezcamos en confianza y abandono en las manos de María: Ruega por nosotros, pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.