X ANIVERSARIO MOTU PROPRIO

X ANIVERSARIO MOTU PROPRIO

AVISOS DEL CULTO

***Miércoles 9 de agosto, la santa misa será a las 8:30. A partir del jueves, 10 de agosto, la santa misa diaria será a las 8:15. Los domingos a las 10:00.

Martes, día 15 de agosto, la Asunción de Nuestra Señora, santa misa a las 10:00.

Miércoles, 23 de agosto, Conmemoración del P. Pío, santa misa a las 18:00, precedida del Rosario.

*** A partir del martes 8 de agosto, el culto de la tarde se suspende hasta nuevo aviso; como también la hora santa de los jueves.

*** MISA MENSUAL EN ALBACETE. Domingo, 3 de septiembre. A las 17:30 horas, en la Parroquia Purísima Concepción.

***MISA MENSUAL EN LUGO. Sábado 9 de septiembre. Santa misa a las 18:30 horas, en la capilla del Carmen, sita en la calle del Carmen, en Lugo, justo a la salida de la puerta homónima de la muralla de la ciudad.

Para cualquier cuestión relacionada con la celebración de la Santa Misa por el modo extraordinario en Lugo, así como para recibir avisos, si lo desea, puede ponerse en contacto con nosotros mediante la siguiente dirección de correo electrónico: misatridentinalugo@hotmail.com



martes, 30 de septiembre de 2014

EL SEÑOR JESÚS, EL MISMO ES CONVIDADO Y CONVITE, EL EL QUE COME Y ES COMIDO. San Jerónimo


Qué sea lo que está escrito en Mateo: Mas a vosotros os digo: De aquí en adelante no beberé de este fruto de la vid hasta aquel día en que lo beba nuevo con vosotros en el reino de mi Padre [Mt 26,29]. De este lugar sacan algunos la fábula del milenio, en el que pretenden que Cristo ha de reinar corporalmente y beber el vino que desde aquel tiempo hasta la consumación de los siglos no habría bebido. Pero nosotros oigamos que el pan que partió el Señor y dio a sus discípulos es el cuerpo del Salvador, pues les dice Él: Tomad y comed, éste es mi cuerpo; y que -el .9áÍízl es aquel del que habló nuevamente: Bebed todos de éste; porque ésta es mi sangre del Nuevo Testamento, que será derramada por muchos [Mt 26,26ss]. Ese es el cáliz del cual leemos en el profeta: Tomaré el cáliz de salud e invocaré el nombre del Señor [Ps 115,4], y en otro lugar: Tu cáliz embriagador, ¡qué excelente que es! [Ps 22,5].
 Pues si el pan que del cielo descendió [cf. lo 6,50] es el cuerpo del Señor y el vino que dio a los discípulos es su sangre del Nuevo Testamento, la que fue derramada para remisión de todos los pecados, desechemos las fábulas judaicas. Y subamos con el Señor al cenáculo grande, aderezado y limpio [cf. Mc 14,15] y tomemos de Él, una vez más, el cáliz del Nuevo Testamento y, celebrando allí con Él la pascua, bebamos hasta embriagarnos con el vino de sobriedad. Porque no es el reino de Dios comida ni bebida, sino justicia, y gozo, y paz en el Espíritu Santo [Rom 14,17].

 Ni nos dio Moisés el pan verdadero, sino el Señor Jesús [cf. lo 6,32]; Él mismo es convidado y convite: Él mismo es el que come y es comido. De Él bebemos la sangre y si Él no podemos beber, y a diario en los sacrificios de Él, pisoteamos el rojo mosto del fruto de la verdadera vid [cf. lo 15,1] y de la viña de Sorec, que quiere decir escogida [cf. Is 5,2], y de este mosto. bebemos el vino nuevo en el reino del Padre [cf. Mt 26,29], de ningún modo según lo caduco de la letra, sino según la innovación del Espíritu [cf. Rom 7,6], cantando el cántico nuevo, que sólo se puede cantar en el reino de la Iglesia [cf. Apoc 14,3], que es el reino del Padre. También el patriarca Jacob hambreaba comer este pan al decir: Si estuviese conmigo el Señor y me diese pan para comer y vestido para cubrirme [Gen 28,20]. Pues cuantos en Cristo somos bautizados, nos vestimos de Cristo [cf. Gal 3,27], y comemos el pan de los ángeles [cf. Ps 77,25], y oímos al Señor que predica:Mi manjar es hacer la voluntad de aquel que me envió y realizar su obra [lo 4,34]. Hagamos, por tanto, la voluntad de aquel que nos envió, del Padre, y realicemos su obra, y Cristo beberá con nosotros en el reino de la Iglesia su sangre[13].
Carta. 120 (a Hedibia, sobre doce cuestiones), n.2 (HILBERG, 479ss; ML 22,985s).

EL ROSARIO DE HOY CON SAN JERÓNIMO, DOCTOR DE LA IGLESIA

Santo Rosario.
Por la señal... 
Monición inicial: Se hace hoy memoria de san Jerónimo, sacerdote y doctor de la Iglesia que en Roma cultivó todos los saberes, y recibió el bautismo. Fue secretario del papa Dámaso y finalmente se retiró a Belén dedicado a traducir y explicar las Sagradas Escrituras. Descansó en la paz del Señor en el año 420.
Fiel devoto de nuestra Señora y acérrimo defensor de su Virginidad, decía: “Dios no nos salvará sin la intercesión de María,” y “Proponte como modelo a la Virgen, cuya pureza fue tal, que mereció ser Madre de Dios.” Con esta intención meditamos el Rosario de hoy con sus enseñanzas.
Señor mío Jesucristo... 
MISTERIOS DOLOROSOS
1. La Oración de Jesús en el Huerto
“Es imposible que el alma humana viva exenta de tentaciones. Por esto no dice: Vigilad y orad, para que no seáis tentados, sino para que no caigáis en la tentación, esto es, para que la tentación no os venza”.
2. La flagelación de Jesús atado a la columna.
“Debe tenerse en cuenta que Pilato cumplió con lo que estaba prescrito en las leyes romanas, en las que se establecía que fuese azotado primero el que después había de ser crucificado. Jesús es entregado a los soldados para que le azoten, y aquel cuerpo santísimo y aquel pecho del Señor, recibieron los azotes. Esto sucedió porque estaba escrito: "Muchos son los azotes de los pecadores" ( Sal 31,10), pero nosotros nos libramos por ellos de nuestros castigos. Por el acto de lavarse Pilato las manos, quedan purificadas las acciones de los gentiles, y nosotros quedamos ajenos a la impiedad de los judíos.”
3. La coronación de espinas
“Debe advertirse que cuando Jesús era azotado y escupido no tenía puestos sus vestidos propios, sino aquéllos que había tomado por nuestras culpas.”
4. Nuestro Señor con la cruz a cuestas camino del Calvario
“Saliendo Jesús del Pretorio, ya llevaba la Cruz, en efecto; pero que después encontraron a Simón, a quien impusieron la cruz para que la llevara. Hablando en sentido espiritual puede decirse que las naciones se convierten a la cruz, y el extranjero obediente lleva la ignominia del Salvador.”
5. La crucifixión y muerte del Señor

“También se representan en los dos ladrones los dos pueblos (el de los gentiles y el de los judíos). El primero blasfemó del Señor y después, aterrado por la multitud de prodigios, hizo penitencia.”

MARÍA RECIBIÓ TODAS LAS GRACIAS. San Jerónimo

Las cualidades y la grandeza de la bienaventurada Virgen María nos las declaró el Angel cuando dijo: "Salve, llena de gracia; el Señor está contigo, tú eres bendita entre todas las mujeres". En efecto, debía poseer la plenitud de la gracia aquella que dio la gloria a los cielos y el Señor a la tierra, aquella que hizo brillar la paz, que dio la fe a las naciones, que puso término a los vicios, que dio una regla de vida y una disciplina a las costumbres. María fue llena de gracia porque la recibió plenamente, mientras que a los demás se les concede parcialmente. Ella fue en verdad llena de gracia, porque si bien la gracia estaba en los santos Padre y en los Profetas, no la poseían plenamente; pero María recibió todas las gracias que se hallan en Cristo, aunque de una manera diferente. Por eso el Angel le dijo: "Tú eres bendita entre todas las mujeres", es decir bendita más que todas las mujeres. Y por eso todas las maldiciones traídas por Eva fueron borradas por la bendición de María. A Ella se dirigen las alabanzas de Salomón en el Cantar de los Cantares: "Ven, paloma mía, inmaculada mía; ya ha pasado el invierno y han cesado las lluvias", y añade "Ven del Líbano y serás coronada."
Con razón es invitada a bajar del Líbano, ya que Líbano significa blancura refulgente. María refulgía en méritos y en virtudes innumerables, y era más blanca que la nieve más pura. Colmada con los dones del Espíritu Santo, ella muestra en todo la simplicidad de la paloma, porque la pureza y la simplicidad están en todo cuanto obra; todo en ella es verdad y gracia, todo es misericordia y justicia, justicia celestial; ella es inmaculada, en ella no hay mancha alguna. Concibió a un hombre en su seno, como lo atestigua Jeremías, sin perder su virginidad. "El Señor -dice este Profeta- ha creado un nuevo prodigio sobre la tierra: una mujer rodeará a un hombre." Novedad verdaderamente inaudita, novedad de las virtudes, la mas excelente de todas las novedades: Dios, a quien el mundo no puede contener, y al cual nadie puede ver sin morir, entra en el seno de una Virgen, como en un albergue santo, sin ser prisionero de este cuerpo y, no obstante, en él está contenido entero y de él sale, como dice Ezequiel, estando cerradas las puertas.
Por eso dice el Cantar de los Cantares refiriéndolo a María: "Jardín cerrado, fuente sellada, manatial de delicias del paraíso." Verdadero jardín de delicias que reúne toda especie de flores y todos los perfumes de las virtudes; tan bien cerrado que ni la violencia ni la astucia pueden forzar su entrada; fuente sellada con el sello de toda la Trinidad.

lunes, 29 de septiembre de 2014

EL MINISTERIO DE SAN MIGUEL


A San Miguel, en la sagrada Escritura, lo encontramos sobre todo en el libro de Daniel, en la carta del apóstol san Judas Tadeo y en el Apocalipsis. En esos textos se ponen de manifiesto dos funciones de este Arcángel. Defiende la causa de la unicidad de Dios contra la presunción del dragón, de la "serpiente antigua", como dice san Juan. La serpiente intenta continuamente hacer creer a los hombres que Dios debe desaparecer, para que ellos puedan llegar a ser grandes; que Dios obstaculiza nuestra libertad y que por eso debemos desembarazarnos de él.
Pero el dragón no sólo acusa a Dios. El Apocalipsis lo llama también "el acusador de nuestros hermanos, el que los acusa día y noche delante de nuestro Dios" (Ap 12, 10). Quien aparta a Dios, no hace grande al hombre, sino que le quita su dignidad. Entonces el hombre se transforma en un producto defectuoso de la evolución. Quien acusa a Dios, acusa también al hombre. La fe en Dios defiende al hombre en todas sus debilidades e insuficiencias: el esplendor de Dios brilla en cada persona.
La otra función del arcángel Miguel, según la Escritura, es la de protector del pueblo de Dios (cf. Dn 10, 21; 12, 1). Queridos amigos, sed de verdad "ángeles custodios" de las Iglesias que se os encomendarán. Ayudad al pueblo de Dios, al que debéis preceder en su peregrinación, a encontrar la alegría en la fe y a aprender el discernimiento de espíritus: a acoger el bien y rechazar el mal, a seguir siendo y a ser cada vez más, en virtud de la esperanza de la fe, personas que aman en comunión con el Dios-Amor.
Benedicto XVI

ORACIÓN A SAN MIGUEL
San Miguel Arcángel,
defiéndenos en la batalla.
Sé nuestro amparo
contra las perversidad y asechanzas
del demonio.
Reprímale Dios, pedimos suplicantes,
y tu príncipe de la milicia celestial
arroja al infierno con el divino poder
a Satanás y a los otros espíritus malignos
que andan dispersos por el mundo
para la perdición de las almas.
Amén.

MARÍA, REGINA ANGELORUM. San Luis María Grignon de Montfort


"Todos los ángeles en el cielo, dice san Buenaventura, le repiten continuamente: “¡Santa, santa, santa María! ¡Virgen y Madre de Dios!”, y le ofrecen todos los días millones y millones de veces la salutación angélica: “Dios te salve, María...”, prosternándose ante Ella y suplicándole que, por favor, los honre con alguno de sus mandatos. “San Miguel, llega a decir san Agustín, aun siendo el príncipe de  toda la milicia celestial, es el más celoso en rendirle y hacer que otros le rindan toda clase de honores, esperando siempre sus órdenes para volar en socorro de alguno de sus servidores”.
"María impera en el cielo sobre los ángeles y bienaventurados. En recompensa a su profunda humildad, Dios le ha dado el poder y la misión de llenar de santos los tronos vacíos, de donde por orgullo cayeron los ángeles apóstatas. Tal es la voluntad del Altísimo que exalta siempre a los humildes (cfr. Lc. 1, 52): que el cielo, la tierra y los abismos se sometan, de grado o por fuerza, a las órdenes de la humilde María, a quien ha constituido Soberana del cielo y de la tierra, capitana de sus ejércitos, tesorera de sus riquezas, dispensadora del género humano, mediadora de los hombres, exterminadora de los enemigos de Dios y fiel compañera de su grandeza y de sus triunfos."
"¡Un fiel servidor de María, rodeado por su protección y poder imperial, tiene aún menos por qué temer! Esta bondadosa Madre y poderosa Princesa celestial enviará legiones de millones de ángeles para socorrer a uno de sus hijos, antes que pueda decirse que un fiel servidor de María, que puso en Ella su confianza, haya sucumbido a la malicia, número y fuerza de sus enemigos."

EL ROSARIO DE HOY CON LOS SANTOS ÁNGELES


Santo Rosario.
Por la señal... 
Monición inicial: 
Hoy y en los próximos días la Iglesia nos invita con sus fiestas litúrgicas a celebrar la verdad de fe sobre los ángeles: espíritus purísimos que no tienen cuerpo creados por Dios para servirle y ayudar a los hombres en el camino del bien. Ellos han estado presentes en la historia de la salvación, en la vida de nuestro Señor y de su Madre, la Virgen, y también acompañan a la Iglesia en su peregrinación. Pidiendo su protección, meditamos los misterios gozosos.
Señor mío Jesucristo... 

MISTERIOS GOZOSOS
1.- La encarnación del Hijo de Dios en las entrañas purísimas de la Virgen María.
Contemplemos al Arcángel san Gabriel saludando a la Virgen María: su reverencia, su piedad, su fervor... Pidamos tratar así a nuestra Madre del Cielo al repetir sus mismas palabras: Dios te salve, María, llena eres de gracia.
2.-La Visitación de Nuestra Señora a su prima santa Isabel.
Contemplemos a María custodiada por los ángeles en su camino hacia la casa de su prima. Pidamos la gracia también de que los santos ángeles nos guarden en los caminos de la vida y nos ayuden a llegar a nuestra meta: el cielo.
3.-El nacimiento del Niño Dios en el portal de Belén
Contemplemos a los ángeles cantando Gloria a Dios en el cielo y en la tierra paz a los hombres; y recibiendo su anuncio acudamos con presteza a presentar nuestra adoración a aquel que es nuestro Salvador.
4.-La purificación de Nuestra Señora y presentación del Niño Jesús en el templo
Contemplemos en este misterio a los ángeles, espíritus purísimos, acompañando a la misma Pureza, Nuestro Señor Jesucristo y a la Inmaculada Toda Santa, la Virgen María, a cumplir la ley de Moisés. Pidamos la gracia de que nos ayuden a vivir los mandamientos de Dios.
5.- El niño Jesús perdido y hallado en el templo
Contemplemos en este misterio al niño Jesús que ha de dedicarse a las cosas de su Padre, y pidamos la gracia de responder siempre como el Arcángel San Miguel ante las tentaciones de rebelarnos o desobedecer a Dios: “Quis sicut Deus, nemo sicut Deus.” “¿Quién como Dios?, Nadie como Dios.”

domingo, 28 de septiembre de 2014

SANTA MISA DEL XVIº DOMINGO DESPUÉS DE PENTECOSTÉS EN DIRECTO A LAS 18:00 H.



ES TIEMPO DE RECAPACITAR... “LOS PUBLICANOS Y PROSTITUTAS OS LLEVAN LA DELANTERA EN EL REINO DE LOS CIELOS.” (MT 21, 31)

 “Los publicanos y prostitutas os llevan la delantera en el Reino de los cielos.” (Mt 21, 31) Expresión fuerte de Nuestro Señor Jesucristo dirigida a los sacerdotes y ancianos de Israel.
Jesús no justifica el pecado de aquellos, sino que los pone como ejemplo de conversión. Escucharon a Juan, descubrieron su pecado y se convirtieron, cambiaron de vida. En cambio, sus interlocutores son duros de corazón; se resisten a convertirse, ni escuchando a Juan, ni viendo la conversión de los malos, ni ante Jesús que es la misma misericordia divina.  
Dios espera nuestra conversión, el volvernos a  él; nos ama tanto que cada día que nos da es una nueva oportunidad para cambiar y empezar de nuevo. Es la enseñanza del profeta Ezequiel: “cuando el malvado se convierte de la maldad que hizo y practica el derecho y la justicia, él mismo salva su vida. Si recapacita y se convierte de los delitos cometidos, ciertamente vivirá y no morirá.” (Cfr. Ez 18,25-28) Dios siempre nos está esperando, ¡siempre! Dios tiene el poder de perdonar y de olvidar el pecado cometido, es más de eliminarlo.
A estas palabras de Nuestro Señor Jesucristo: “Los publicanos y prostitutas os llevan la delantera en el Reino de los cielos” (Mt 21, 31)  le preceden  una breve parábola de dos hijos que son invitados / mandados por su padre a trabajar en la viña (Mt 21, 28-30). Ambos tienen dos reacciones distintas. Uno se niega, y recapacitando va finalmente a trabajar. El otro se manifiesta disponible y finalmente no cumple su palabra.
Veamos las significaciones de esta parábola:
1.-La actitud del Padre que invita a sus hijos es la actitud de Dios Padre que siempre quiere que todos sus hijos participen de su propiedad: la viña. Dios no hace distinción, quiere que todos se salven y lleguen al conocimiento de la verdad. Dios de múltiples formas sale al encuentro del hombre invitándolo a la comunión, a la amistad con él…  A pesar de ser rechazado, Dios no protesta y se enfada. Infinitamente paciente, una y otra vez sale a nuestro encuentro. Dios es amor y por eso “no lleva cuenta del mal”  que podamos hacerle.
2.-La viña viene a ser en esta parábola el participar de la misma vida divina que nos hace felices y nos realiza verdaderamente como hombres y mujeres, participación que ya se nos da aquí en la tierra al ser miembros de la Iglesia y poder participar de la vida sacramental.
Pero la viña no es lugar de descanso, en ella hay que trabajar: podar, cavar, cuidar, cosechar…  Es decir, para participar en esta vida divina, de esta felicidad que nos da Dios, tenemos que esforzarnos, luchar contra nuestra pereza, sufrir el peso de la jornada. No es fácil ser buen cristiano: cuesta, porque en nosotros hay pecado, egoísmo, maldad… pero con su gracia: PODEMOS.   
3.-El trabajar en  la viña implica obediencia.  Es el camino de Jesús que San Pablo en la epístola a los Filipenses  nos muestra: “se despojó de su rango y tomó la condición de esclavo, pasando por uno de tantos. Y así, actuando como un hombre cualquiera, se rebajó hasta someterse incluso a la muerte, y una muerte de cruz.”  (Cfr. Flp 2, 1-11)
Obediencia que le llevó no sólo a someterse a la voluntad del Padre, sino también a someterse a la voluntad de aquellos a los que el Padre le dio poder para disponer de la vida de su Hijo. Recordemos la respuesta que Jesús en la pasión da a Pilato cuando este le pregunta: “¿A mí no me hablas? ¿No sabes que tengo poder para soltarte y poder para crucificarte?” A lo que Jesús responde: “No tendrías contra mí ningún poder, si no se te hubiera dado de arriba.”  (Cfr. Jn 19, 10)
La obediencia de Jesús  fue un olvido de sí mismo; por eso el Apóstol Pablo invitaba a los Filipenses a tener ellos “los sentimientos propios de Cristo Jesús.”  “No obréis por envidia ni por ostentación, dejaos guiar por la humildad y considerad siempre superiores a los demás. No os encerréis en vuestros intereses, sino buscad todos el interés de los demás.”  (Cfr. Flp 2, 1-11) Hagamos examen y preguntémonos si estas son nuestras disposiciones.
4. Los dos hijos de la parábola indican dos actitudes que se dan o pueden dar en nosotros. Analicemos primero la actitud del hijo al que Padre invita a trabajar a la viña y dice que va; y finalmente llevado por la pereza, por la propia autosuficiencia, por el egoísmo; desobedece y no cumple su palabra… ¿Es también nuestra actitud? Pensemos en tantos buenos propósitos después de nuestras confesiones, pensemos en cuantas promesas a Dios y a nuestros prójimos que hemos hecho en un momento de “fervor” y que pronto se nos han olvidado; pensemos también en esa cierta intención que podemos tener de querer engañar a Dios pensando que podemos ocultarle las verdaderas intenciones o deseos de nuestro corazón, tapándolas con acciones aparentemente devotas o buenas… Un ejemplo: “Voy a misa el domingo porque soy catolicísimo pero trato mal a mis empleados o no cumplo con mis obligaciones de trabajador”… Otro: “Predico de la misericordia de Dios y de su bondad, y después me comporto soberbio y déspota con mis hermanos o los que están bajo mi obediencia.”  O “Me muestro muy afable ante una persona que me ha hecho algún daño, y en mi interior no hay más que resentimiento u odio hacia ella.” La coherencia entre fe y vida, entre pensamiento y práctica, entre deseo y acción es necesaria para llevar con dignidad el nombre de cristiano. ¡No te engañes a ti mismo, porque a Dios si que no lo podemos engañar!
5. La actitud del hijo que se niega a trabajar, y después de recapacitar accede a ir a la viña representa también la actitud que se puede dar en nosotros en el camino de la fe. A veces la obediencia a los mandamientos de Dios, a los preceptos de la Iglesia, a las enseñanzas de la Sagrada Escritura y del Magisterio de la Iglesia por la voz de los pastores cuesta aceptarlos porque no se adaptan a nuestro criterio o gusto; incluso a los que nosotros razonablemente hemos pensado y meditado. ¡Cuánta gente dice: “Creo en Dios, pero lo que dice la Iglesia…” o expresiones semejantes incluso entre obispos, clérigos, monjas y católicos de comunión diaria que se oponen a la enseñanzas de la Sagrada Escritura y de la Tradición. Un ejemplo actual que nos pueda ayudar a comprender esto sería la postura de aquellos que quieren que la Iglesia permita la comunión sacramental de los divorciados vueltos a casar civilmente… Eso va directamente contra la enseñanza de Jesús que condena de forma tajante el adulterio. Se puede pedir más caridad, atención, participación… pero no se puede querer cambiar lo que Dios ha establecido. Es una locura. Pensemos si en nuestra vida de fe también tenemos estas resistencias… o nos permitimos ciertas licencias aun sabiendo que van en contra de lo que Dios nos pide.
El joven recapacita y va finalmente a la viña. Ese recapacitar es el proceso de la conversión y el arrepentimiento. Proceso que Dios inicia con su gracia iluminando nuestra mente al descubrir nuestra desobediencia  y nuestra resistencia a su amor…  A partir de aquí, queda nuestra decisión, el fiarnos del Padre que nos invita a trabajar a su viña, aunque nos cueste, pero sabiendo que es lo mejor para nosotros… Suelo aconsejar a los niños cuando se confiesan que obedezcan siempre a sus padres porque aunque no lo entiendan, aunque no les guste o aunque les cueste lo que sus padres le manden va a ser siempre lo mejor para ellos. Esto mismo podemos aplicárnoslo cada uno de nosotros a nuestra relación con el Padre Dios.

Queridos hermanos: recapacitemos también nosotros y recordemos siempre que la ternura y la misericordia del Señor  son eternas; que él es bueno y es recto, y pidámosle en este día que nos enseñe el camino verdadero a nosotros que somos pecadores; que nos haga humildes para caminar con rectitud. (Cfr. Salmo 24)
Homilía para el Domingo XVI del Tiempo Ordinario (ciclo A) del N.O.
Domingo 28 de septiembre de 2014

EL ROSARIO DE HOY CON SAN LUIS MONZA


Santo Rosario.
Por la señal... 
Monición inicial:  Se celebra hoy a san Luis Monza, sacerdote de la Archidiócesis de Milán y fundador de las Pequeñas Apóstoles de la Caridad para la asistencia socio-sanitaria, la instrucción y la formación de las personas discapacitadas y menos favorecidas, sobre todo niños. Murió tal día como hoy del año 1954. Con sus pensamientos meditamos el rosario.
Señor mío Jesucristo... 
MISTERIOS GLORIOSOS
1.-La Resurrección del Señor.
“La victoria es de Dios. Dios entonces está con nosotros; y ¿si Dios está con nosotros, quien contra nosotros?”.”
2.- La Ascensión del Señor
“Animo entonces; el camino del Señor está señalado y su viña nos espera porque la mies es abundante.”
3.- La Venida del Espíritu Santo sobre los Apóstoles reunidos en torno a la Virgen María
“Cada tarea es buena si es realizada bajo el impulso del Espíritu Santo. Toda la tierra es nuestro tarea.”
4.- La Asunción de María Santísima a los Cielos
“Me parecía como que la Virgen me cogía la mano y me decía: no pienses en ello, yo estoy a tu lado y te protegeré.”
5.- La Coronación De La Virgen Como Reina Y Señora De Todo Lo Creado.
“La perseverancia es  una gracia del Señor y está unida a la correspondencia a sus santas inspiraciones. Tenga ánimo; Dios considera cualquier esfuerzo, sobre todo en la negación de la propia voluntad, para alcanzar la esencia de nuestro espíritu: marchitarse.” 

EL VALOR UNIVERSAL DE CRISTO


COMENTARIO AL EVANGELIO
XVI Domingo después de Pentecostés
Forma Extraordinaria del Rito Romano 
Si permanecéis en el amor de Cristo, arraigados en la fe, encontraréis, aun en medio de contrariedades y sufrimientos, la raíz del gozo y la alegría. La fe no se opone a vuestros ideales más altos, al contrario, los exalta y perfecciona. Queridos jóvenes, no os conforméis con menos que la Verdad y el Amor, no os conforméis con menos que Cristo. Precisamente ahora, en que la cultura relativista dominante renuncia y desprecia la búsqueda de la verdad, que es la aspiración más alta del espíritu humano, debemos proponer con coraje y humildad el valor universal de Cristo, como salvador de todos los hombres y fuente de esperanza para nuestra vida. Él, que tomó sobre sí nuestras aflicciones, conoce bien el misterio del dolor humano y muestra su presencia amorosa en todos los que sufren. Estos, a su vez, unidos a la pasión de Cristo, participan muy de cerca en su obra de redención. Además, nuestra atención desinteresada a los enfermos y postergados, siempre será un testimonio humilde y callado del rostro compasivo de Dios.Queridos amigos, que ninguna adversidad os paralice. No tengáis miedo al mundo, ni al futuro, ni avuestra debilidad. El Señor os ha otorgado vivir en este momento de la historia, para que gracias a vuestra fe siga resonando su Nombre en toda la tierra.
Benedicto XVI

EVANGELIO DEL DÍA: CURACIÓN DEL HIDRÓPICO Y PARÁBOLA DE LOS PUESTOS EN EL BANQUETE


XVI DOMINGO DESPUÉS DE PENTECOSTÉS
Forma Extraordinaria del Rito Romano
En aquel tiempo: al entrar Jesús un sábado a comer en casa de uno de los principales fariseos, le estaban acechando. Y he aquí que un hombre hidrópico se puso delante de él. Y Jesús, dirigiendo su palabra a los doctores de la ley y a los fariseos, les dijo: "¿Es lícito curar en sábado?" Mas, ellos callaron. Entonces, tomando Jesús a aquel hombre de la mano, le sanó, y le despidió. Dirigiéndose después a ellos, les dijo: "¿Quién de vosotros hay, que viendo su asno o su buey caído en un pozo, no le saque luego aún en día de Sábado?" Y a esto no le podían replicar. Observando también como los convidados escogían los primeros asientos en la mesa, les propuso una parábola, diciéndoles: "Cuando fueres convidado a bodas, no te sientes en el primer lugar, no sea que haya allí otro convidado de más distinción que tú, Y venga aquél que os convidó a entrambos, y dirigiéndose a ti te diga: 'Deja a éste el sitio'; Y entonces tengas que ocupar el último lugar con vergüenza tuya. Pues cuando fueres llamado, ve y siéntate en el último puesto, para que cuando venga el que te convidó, te diga: 'Amigo, sube más arriba.' Entonces serás honrado delante de los demás comensales. Porque todo el que se ensalza, será humillado; y el que se humilla, será ensalzado.
Lucas. 14, 1-2 - 

sábado, 27 de septiembre de 2014

EL ROSARIO DE HOY CON SAN VICENTE DE PAUL


Santo Rosario.
Por la señal... 
Monición inicial: 
Se hace hoy memoria de la muerte de San Vicente de Paul, sacerdote francés del siglo XVI, fundador y promotor incansable de la caridad.
Confiado en la intercesión de la Virgen decía: “Si se invoca a la Madre de Dios y se la toma como Patrona en las cosas importantes, no puede ocurrir sino que todo vaya bien y redunde en gloria del buen Jesús, su Hijo..”
Meditamos este rosario con sus pensamientos y lo ofrecemos para que cada uno de nosotros tomemos conciencia de la obligación de amar a Dios y al prójimo.
Señor mío Jesucristo... 

MISTERIOS GOZOSOS
1.- La encarnación del Hijo de Dios en las entrañas purísimas de la Virgen María.
“Hermanos, amemos a Dios, pero con nuestros brazos y con el sudor de nuestra frente; porque el cariño, la benevolencia, un corazón enternecido, todo eso es bueno, pero sospechoso si no llega a acciones efectivas.”
2.-La Visitación de Nuestra Señora a su prima santa Isabel.
"¡Cómo! ¡Ser cristiano y ver afligido a un hermano, sin llorar con él ni sentirse enfermo con él! Eso es no tener caridad; es ser cristiano en pintura."
“Ayudando a los pobres, cumplimos la Justicia y no la Misericordia.”
3.-El nacimiento del Niño Dios en el portal de Belén
 "¡Quién desearía ser rico cuando el Hijo de Dios ha querido ser pobre! Si consideramos el peligro que amenaza la Salvación de las personas ricas, nadie tendría ganas de tener riquezas y comodidades.".”
4.-La purificación de Nuestra Señora y presentación del Niño Jesús en el templo
“Pidámosle al Señor que, cuando nos pregunten sobre nuestra condición, nos permita decir: es la humildad. Que sea ésta nuestra virtud. Si se nos dice: ¿Quién va? – La humildad. Que sea ésta nuestra contraseña”.
5.- El niño Jesús perdido y hallado en el templo
“Busquemos a los más pobres y a los más abandonados; reconozcamos que son nuestros señores y amos.”

EFECTOS DE LA COMUNIÓN. San Vicente de Pául

¡Oh! ¡qué buena observación, la de que la persona que ha comulgado bien, lo hace todo bien! Si Elías, con su doble espíritu, hacía tantas maravillas, ¿qué no hará una persona que tiene a Dios en sí, que está llena de Dios? No hará ya ciertamente sus acciones, sino que hará las acciones de Jesucristo; servirá a los enfermos con la caridad de Jesucristo; tendrá en su conversación la mansedumbre de Jesucristo; tendrá en sus contradicciones la paciencia de Jesucristo; tendrá la obediencia de Jesucristo. En una palabra, hijas mías, todas sus acciones no serán ya acciones de una mera criatura; serán acciones de Jesucristo. De esta forma, hermanas mías, la Hija de la Caridad que ha comulgado bien no hará nada que no sea agradable a Dios; porque hará las acciones del mismo Dios. El Padre eterno ve a su Hijo en esa persona; ve todas las acciones de esa persona como acciones de su Hijo. ¡Qué gracia, hijas mías! ¡Estar segura de que Dios la ve, de que Dios la considera, de que Dios la ama! Así pues, cuando veáis a una hermana de la Caridad servir a los enfermos con amor, con mansedumbre, con gran desvelo, podéis decir sin reparo alguno: «Esta hermana ha comulgado bien». Cuando veáis a una hermana paciente en sus incomodidades, que sufre con alegría todas las cosas penosas con que puede encontrarse, estad seguras de que esa hermana ha hecho una buena comunión y de que esas virtudes no son virtudes comunes, sino virtudes de Jesucristo. Aficionaos, hijas mías, a imitar la sacratísima y augusta persona de Jesucristo, por él mismo, y porque él os hará agradables a Dios su Padre (SVP, IX, 309).

ORACIÓN PARA PEDIR LA GRACIA DE LA HUMILDAD. San Vicente de Paul


Santísima Virgen,
que dijiste a todo el mundo en tu cántico 
que la humildad es precisamente la causa de tu gloria, 
obtén para (estas hijas)   para nosotros
que sean como Dios pide de (ellas) nosotros; 
adómalas/nos de tus virtudes. 
Tú eres Madre y Virgen al mismo tiempo. 
(Ellas son también vírgenes.)
Ruegan, entonces, a tu Hijo, por las entrañas de tu vientre 
en donde él estuvo alojado nueve meses, 
que nos conceda esta gracia.

PARA UNA VERDADERA DEVOCIÓN MARIANA. San Vicente de Paúl

Recordemos en primer lugar la Bula de Aprobación de la Misión (12 de enero de 1633): «Promoverán también el culto especial a la santísima Trinidad, el sagrado misterio de la Encarnación y a la bienaventurada Virgen María, Madre de Dios», (X, 308).
A Vicente le gustaba recordar a sus discípulos la necesidad de orar a María: «Recemos a la santísima Virgen que, mejor que ningún otro, penetró en su sentido y las practicó» (XI, 428); y aún concreta más: «Hijas mías, os exhorto a que tengáis siempre mucha devoción a la Virgen» (IX, 213).
Igualmente, le gustaba recordar la intimidad que unía a María con su Hijo: «Nues­tro Señor… vivió siempre con san José y la santísima Virgen» (XI, 515), y aún más. «Obedeció a Dios su Padre… obedeció a su madre» (XI, 688), comprobando de la «santísima Virgen… que recogía en su corazón las palabras de su Hijo…no perdía nada de todo cuanto decía» (IX, 370).
María es la que se pone al servicio del Hijo, para que atienda plenamente a su Misión y «para ser verdaderas Hijas de la Caridad, hay que hacer lo que hizo el Hijo de Dios en la tierra…Después de haber sometido su voluntad, obedeciendo a la santísima Virgen y a san José, trabajó continuamente por el prójimo, visitando y curando a los enfermos, instruyendo a los ignorantes para su salvación»(IX, 34). Entonces, para hacer la voluntad de Dios, «Hijas mías, …recurramos a la Madre demisericordia, la santísima Virgen, vuestra gran patrona» (IX, 1147).
En efecto, Vicente de Paúl «no ofrece otro modelo que esta Virgen de religión, paz, de abnegación silenciosa»,1 porque «santísima Virgen, humilde sierva de los pobres, tú que hablas por aquéllos que no tienen lengua y no pueden hablar» (IX, 733). La devoción propuesta por san Vicente de Paúl no es, pues, «elemento accesorio y sobre­añadido al culto de la santísima Trinidad y del Verbo Encarnado…Forma parte de su religión más íntima».2
http://somos.vicencianos.org/blog/san-vicente-de-paul-y-la-virgen-maria/

viernes, 26 de septiembre de 2014

LAS TEMPORAS. P. Azcárate

Las Cuatro Témporas están en uso en la Iglesia romana desde el siglo IV o V, y de ella pasaron poco a poco a las iglesias de otros países, hasta imponerse definitivamente. Son cuatro semanas, pero, no completas sino al estilo antiguo, dedicadas al ayuno, a la abstinencia y a la oración, con ocasión de las cuatro Estaciones del año, para dar gracias a Dios por las cosechas recibidas, ofreciéndole las primicias, y para pedirle sus bendiciones sobre las venideras. Era una manera de reconocer y adorar la Divina Providencia.
Primitivamente sólo eran tres las Témporas: las del cuarto mes (verano), las del séptimo (otoño) y las del décimo (invierno), pues las del primero (primavera), las suplía el ayuno cuaresmal.
Hay autores que demuestran con bastantes argumentos que las Cuatro Témporas son la transformación de las fiestas, o mejor, de las ferias paganas (ferias de la sementera, de la cosecha y de la vendimia), celebradas en sus respectivas estaciones para granjearse el favor de los dioses.
Los días consagrados por las Cuatro Témporas son: el miércoles, el viernes y el sábado, los únicos días, con el domingo, de la semana litúrgica primitiva. Los tres cuentan con Misa propia y el sábado está ahora destinado a las Ordenaciones mayores y menores, si bien antiguamente las del diácono y sacerdote se reservaban para las de diciembre.

EL ROSARIO DE HOY CON EL BEATO GASPAR STANGGASSINGER


Santo Rosario.
Por la señal... 
Monición inicial: Se hace hoy memoria del beato Gaspar Stanggassinger, sacerdote redentorista, dedicado a la educación de los jóvenes, siendo para ellos un modelo de caridad alegre y asidua oración. Murió tal día como hoy en 1899.
Sus palabras antes de morir a sus alumnos fueron: «Queridos, honrad y amad a la buena Madre de Dios. Visitad a Jesús oculto en el Sagrario: id allí para comunicarle vuestras preocupaciones».
Con algunos de sus pensamientos meditamos el rosario de hoy.
Señor mío Jesucristo...  
MISTERIOS DOLOROSOS
1. La Oración de Jesús en el Huerto
“La verdadera paz del alma consiste en hacer pura y simplemente la voluntad de Dios aunque nos ponga en la obscuridad y la desolación.”
2. La flagelación de Jesús atado a la columna.
“Quiero ser amable, indulgente, pacífico; no quiero causar molestias a nadie. Quiero amar cordialmente a mis hermanos. Quiero medir las palabras. Me propongo no sermonear a nadie; no juzgar a los otros, ya que eso le toca a Dios y Dios trata a mis hermanos con mucha misericordia; quiero mostrarme afectuoso con todos.”
3. La coronación de espinas
“He llegado a ser clérigo por la gracia de Dios... Dios mío dame una verdadera inquietud y que no me falte nunca tu gracia,”
4. Nuestro Señor con la cruz a cuestas camino del Calvario
“No se debe obedecer por obligación, sino por amor: no porque se debe, sino porque se quiere.”
5. La crucifixión y muerte del Señor

“Si Dios me ha amado tanto, yo tengo que responderle con la misma moneda. Si Dios ha amado así a los hombres, yo los tengo que amar igual y sobre todo a los más pobres, pequeños y necesitados.”

HOSTIA PURA, HOSTIA SANTA; HOSTIA INMACULADA. BEATO GASPAR

«He terminado el día de mi primera misa, en mi pueblo. Acabo de rezar completas. Solo ya en mi cuarto, doy gracias al buen Dios, a su Santísima Madre, a nuestro padre San Alfonso, por los favores que he recibido; yo que no soy más que un pobre hombre. Nunca hubiera sospechado lo que es y experimenta un sacerdote en el altar si no lo hubiera experimentado por mí mismo. Después de la Consagración me embargó como un temblor tan grande y tan íntimo que no me dejaba acertar a hacer las cruces al pronunciar las palabras: Hostia pura, Hostia Santa, Hostia inmaculada, a pesar de mis esfuerzos por controlarme». 
Con estas reflexiones escritas, terminó el día de su primera Misa en Berchtesgaden.

jueves, 25 de septiembre de 2014

REPORTAJE FOTOGRÁFICO DE LA FIESTA DEL PADRE PÍO



Este reportaje fotográfico ha sido realizado en la Santa Misa Solemne celebrada en la Iglesia del Salvador de Toledo en la fiesta del Padre Pío Pietrelcina. Agradecemos la gentileza de Dña. Marisol Carmena por este hermoso trabajo en favor de la misa gregoriana. La Iglesia del Salvador, perteneciente a la Parroquia de Santo Tomé de la Archidiócesis Primada de Toledo, está dedicada de forma cotidiana a rezo del Oficio y la celebración de la Santa Misa según la Forma Extraordinaria del Rito Romano.
Para descargar gratuitamente documentos de Scribd, el usuario debe crearse una cuenta con su correo electrónico. Creada la cuenta, debe subir a esa cuenta un documento escrito o una foto. Esto le permite el acceso a todos los documentos de Scribd durante 24 horas.
Para descargar no gratuitamente los documentos de Scribd, el usuario debe crear igualmente una cuenta con su correo electrónico. La tasa económica que solicitan al descargar el documento es para beneficio del autor/gestor de Scribd. No es en beneficio del blog 

ROSARIO DE HOY POR LA VIDA; EN CONTRA DEL ABORTO

Santo Rosario.
Por la señal…
Monición inicial: El Papa Juan Pablo II, a quien veneramos ya como santo, en su encíclica Evangelium Vitae nos invitaba a rezar por la vida: “Podemos confiar en la ayuda de Dios, para quien nada es imposible (cf. Mt19, 26). Con esta profunda certeza, y movido por la firme solicitud por cada hombre y mujer, repito hoy a todos cuanto he dicho a las familias comprometidas en sus difíciles tareas en medio de las insidias que las amenazan: es urgente una gran oración por la vida, que abarque al mundo entero. Que desde cada comunidad cristiana, desde cada grupo o asociación, desde cada familia y desde el corazón de cada creyente, con iniciativas extraordinarias y con la oración habitual, se eleve una súplica apasionada a Dios, Creador y amante de la vida.
Atendiendo a este llamado, invocamos a la Virgen con el rezo del Santo Rosario, y antes le decimos:
Oh María, 
aurora del mundo nuevo, 
Madre de los vivientes, 
a Ti confiamos la causa de la vida: 
mira, Madre, el número inmenso 
de niños a quienes se impide nacer, 
de pobres a quienes se hace difícil vivir, 
de hombres y mujeres víctimas 
de violencia inhumana, 
de ancianos y enfermos muertos 
a causa de la indiferencia 
o de una presunta piedad. 
Haz que quienes creen en tu Hijo 
sepan anunciar con firmeza y amor 
a los hombres de nuestro tiempo 
el Evangelio de la vida. 
Alcánzales la gracia de acogerlo 
como don siempre nuevo, 
la alegría de celebrarlo con gratitud 
durante toda su existencia 
y la valentía de testimoniarlo 
con solícita constancia, para construir, 
junto con todos los hombres de buena voluntad, 
la civilización de la verdad y del amor, 
para alabanza y gloria de Dios Creador 
y amante de la vida.
Señor mío Jesucristo… 
MISTERIOS LUMINOSOS  (Jueves)
1ª El Bautismo de Cristo en el Jordán
Cuando Jesús fue bautizado, la voz del Padre se escuchó decir: “Éste es mi Hijo amado, en quien me complazco.”  Todos hemos sido llamados a ser hijos adoptivos de Dios por medio del bautismo.  Oramos para que los niños en el vientre de sus madres sean protegidos, para que puedan nacer y ser bienvenidos a la comunidad cristiana por medio del bautismo.
2º Cristo se da a conocer en las bodas de Caná
Jesús reveló su Gloria por medio del milagro en Caná.  La pareja de recién casados es bendecida no sólo con vino, sino con la fe en Cristo.  Oremos para que los matrimonios sean fortalecidos, enraizados en el Señor y abiertos al don de la nueva vida.
3º Cristo proclama el Reino de Dios y llama a la conversión
“Arrepiéntanse y crean en la Buena Nueva.” Oremos para que estas primeras palabras de Jesús en su ministerio público, puedan ser escuchadas por todos los que han cometido abortos. Que sepan que el Señor los llama a la conversión y que puedan experimentar un arrepentimiento de entrega a la vida.
4º La Transfiguración
Cristo es transformado en el Monte, los discípulos ven Su Gloria.  Que los ojos de todo el mundo sean transformados y que puedan ver en cada vida humana el reflejo de la Gloria del mismo Dios.
5º Jesús nos entrega la Eucaristía
“Éste es mi cuerpo, entregado por ustedes.” La Eucaristía nos enseña cómo vivir y cómo amar.  Oremos para que los padres de familia, quienes sacrifican a los bebés por sus propios intereses, aprendan a hacerse a un lado para el propio bienestar de sus bebés.