AVISOS DEL CULTO

JUEVES 12 DE OCTUBRE. NUESTRA SEÑORA DEL PILAR. Santa Misa Cantada a las 10:00. Rosario por España a las 21:30. Vigilia de oración por España a las 22:00

*** MISA MENSUAL EN ALBACETE. Domingo, 5 de noviembre. A las 17:30 horas, en la Parroquia Purísima Concepción.

***MISA MENSUAL EN LUGO. Sábado 14 de octubre. Santa misa a las 18:30 horas, en la capilla del Carmen, sita en la calle del Carmen, en Lugo, justo a la salida de la puerta homónima de la muralla de la ciudad.

Para cualquier cuestión relacionada con la celebración de la Santa Misa por el modo extraordinario en Lugo, así como para recibir avisos, si lo desea, puede ponerse en contacto con nosotros mediante la siguiente dirección de correo electrónico: misatridentinalugo@hotmail.com

jueves, 18 de febrero de 2016

LA FE CONLLEVA COMO FRUTO LA PROMOCIÓN DE LA SOCIEDAD Reflexión diaria del Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia (nn. 66-68)

LA FE CONLLEVA COMO FRUTO LA PROMOCIÓN DE LA SOCIEDAD
Reflexión diaria del Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia (nn. 66-68)
La historia pone de manifiesto que donde llegó el evangelio se dio una promoción de la realidad del hombre renovando y mejorando las realidades sociales en todos sus ámbitos. Es algo evidente para quien lo quiera ver –aunque muchos lo nieguen- que el cristianismo aporta al hombre una “humanización” mayor que cualquier otro tipo de religión o de ideología. Es decir, ser cristiano nos hace más y mejores hombres y mujeres. Pensemos en la misma sociedad romana como fue mejorada y vitalizada, como se humanizaron las relaciones entre los diferentes miembros de la sociedad en la medida que el cristianismo ganaba lugar a la religión de los dioses paganos. Pensemos también la evangelización de América, de Asia o de África… Se llevó el Evangelio, pero con el Evangelio se llevó también la técnica, la cultura, el desarrollo… Se  ayudó a aquellas sociedades primitivas a avanzar en desarrollo y se les ayudó a ser mejores y más humanos. El mismo concepto de bienestar social que hoy vivimos es fruto del pasado cristiano de nuestra sociedad. Se cumple así las palabras de Jesús: “Vosotros sois la sal de la tierra”.
¿Hubo errores? ¿Hubo injusticias? Claro que sí, porque donde hay hombres hay pecado… pero se hizo y se hace un bien inmenso, mayor que el mal que se puede originar.
Como contraste a esta promoción ligada al anuncio del Evangelio, pensemos un poco en las consecuencias actuales de las descristianización de las naciones: la cultura de la muerte impera y va ganando terreno. Cultura de la muerte que desvaloriza al hombre y lo convierte en un objeto de mercado y de intereses económicos.   
El Evangelio está ligado a la promoción humana porque la fe que la Iglesia debe anunciar y nosotros cristianos hemos de testimoniar con nuestra vida afecta  y vertebra toda nuestra realidad. Quizás en nuestros días el problema es que la religión es un “apartado” inconexo con nuestra vida. Por un lado practicamos la religión y por otro camino va nuestra vida, aunque sea una contradicción.  Esta es la enfermedad de los cristianos de hoy, esta es nuestra enfermedad a la que hemos de poner remedio.

La Iglesia con su anuncio del Evangelio no está llamada a “organizar” la sociedad y las realidades temporales, aunque en el pasado se haya visto obligada a ello, sino que su misión es iluminar las inteligencias para establecer y consolidar la comunidad humana según la ley divina, y cada cristiano individual y colectivamente ha de trabajar por ello desde todos los ámbitos de la sociedad: política, economía, salud, educación…