AVISOS DEL CULTO

JUEVES 12 DE OCTUBRE. NUESTRA SEÑORA DEL PILAR. Santa Misa Cantada a las 10:00. Rosario por España a las 21:30. Vigilia de oración por España a las 22:00

*** MISA MENSUAL EN ALBACETE. Domingo, 5 de noviembre. A las 17:30 horas, en la Parroquia Purísima Concepción.

***MISA MENSUAL EN LUGO. Sábado 14 de octubre. Santa misa a las 18:30 horas, en la capilla del Carmen, sita en la calle del Carmen, en Lugo, justo a la salida de la puerta homónima de la muralla de la ciudad.

Para cualquier cuestión relacionada con la celebración de la Santa Misa por el modo extraordinario en Lugo, así como para recibir avisos, si lo desea, puede ponerse en contacto con nosotros mediante la siguiente dirección de correo electrónico: misatridentinalugo@hotmail.com

miércoles, 24 de febrero de 2016

CONSIDERAD QUE ERA MADRE. San Ambrosio, obispo

Homilía de maitines

MIÉRCOLES DE LA II DE CUARESMA
Forma Extraordinaria del Rito Romano

HOMILIA DE SAN AMBROSIO OBISPO
Libro 5 de la fe a Graciano cap. 2 después del principio
Considerando lo que la madre de los hijos del Zebedeo viene a pedir con ellos y para ellos. Es una madre llena de solicitud, y aun de una solicitud inmoderada, para con sus hijos, pero a la cual debe perdonarse la exageración de sus aspiraciones. Considerad que era una madre anciana, piadosa, privada de toda consolación, ya que en aquel mismo momento en que había de ser ayudada y sustentada por sus hijos, consentía en verse privada de ellos, prefiriendo a su bienestar la recompensa que alcanzarían siguiendo a Cristo. Leemos, en efecto, en el Evangelio, que al primer llamamiento de Jesús, dejando las redes y a su padre, le siguieron.
La madre dejándose llevar por la solicitud que le era propia, rogaba al Salvador diciendo: “Haz que mis hijos tengan su asiento, uno a tu diestra y el otro a la izquierda en tu reino”. Aunque era un error, estaba inspirado por el amor materno. Un corazón maternal no puede ser paciente; aunque ambiciosa en sus deseos, con todo, su ambición, que no es de dinero sino de gracia, es perdonable. No es indecorosa una petición que no mira a su interés, sino al de sus hijos. Considerad que se trata de una madre; pensad en lo que es una madre.
Consideraba Cristo la ternura de aquella madre, la cual en la recompensa de sus hijos cifraba la esperanza de consuelo en su ancianidad y, con todo sintiéndolo vivamente su corazón maternal, permitía la ausencia de sus muy amados hijos. Atended también que es una mujer, esto es, de aquel sexo débil al que el Señor aún no había fortalecido con su pasión. Atended que es heredera de la primera mujer, Eva, la cual transmitió a toda su sucesión sus inmoderados anhelos. El Señor aun no la había redimido con su propia sangre, ni había Cristo apagado de su alma la desordenada ambición de honores. Por lo mismo delinquía arrastrada por un error hereditario.

Transcripto por gentileza de Dña. Ana María Galvez