IGLESIA DEL SALVADOR DE TOLEDO (ESPAÑA)

Forma Extraordinaria del Rito Romano

AVISO IMPORTANTE SOBRE LA MISA EN LA CIUDAD DE LUGO.

Desde el 2 de septiembre, el horario hasta nuevo aviso será:

Lunes a Sábado:

8:15 Santa Misa y rosario

19:00 Vísperas

19:30 Santa Misa

Domingo

10:00 Santa Misa cantada

19:00 Vísperas

19:30 Santa Misa

*** Si desea recibir los avisos de culto por lista de difusión de wasap, hable con los sacerdotes de la iglesia.

SE SUSPENDE HASTA NUEVO AVISO, LA RETRANSMISIÓN DE LA SANTA MISA POR LOS DOS CANALES DE YOUTUBE Y FACEBOOK.

***MISA MENSUAL EN LUGO. Santa misa a las 17:30 horas, en la capilla del Carmen, sita en la calle del Carmen, en Lugo, justo a la salida de la puerta homónima de la muralla de la ciudad.

Para cualquier cuestión relacionada con la celebración de la Santa Misa por el modo extraordinario en Lugo, así como para recibir avisos, si lo desea, puede ponerse en contacto con nosotros mediante la siguiente dirección de correo electrónico: misatridentinalugo@hotmail.com

domingo, 12 de febrero de 2017

LA VIÑA DEL ALMA. Santo Tomás de Villanueva



Comentario al Evangelio del domingo

DOMINGO DE SEPTUAGÉSIMA
Forma Extraordinaria del Rito Romano
Aunque suele entenderse que la viña es la Iglesia, sin embargo nosotros vamos a tomarla en un sentido moral, aplicando la parábola a la viña del espíritu o al alma cristiana, cuyo Padre es Dios, cuyo encargado es Jesucristo, cuyos obreros somos cada uno de nosotros y cuyo día de trabajo es la vida de hoy hasta que llegue la muerte, hora de recibir el jornal.
La viña se asemeja al alma en que es la más fértil de las fincas y en la que más pronto se conoce el trabajo o desidia de su dueño. Una viña bien cuidada es un jardín; en la viña del perezoso brotan espinas, hojas raquíticas, racimos enteros y sin madurar. El alma cristiana, que trabajada, da frutos abundantísimos, si se la abandona no produce más que espinas de deseos sin freno y de angustias, hojas escasas, esto es, palabras cobardes y tibias, racimos enteros, a saber, muy pocas obras buenas y muchas enfadosas, como envidias y aversiones, cuyas causas son la tibieza, la vanidad y la mundanidad. No pueden madurar los racimos, porque les falta el calor de la caridad y el cultivo de la vida ascética. Son uvas que no se pondrán nunca en la mesa del Señor.
En el alma cultivada, el tronco es la fe, los sarmientos sus virtudes, las uvas las obras buenas, y el vino la devoción y la piedad. Por eso, de la misma manera que el sarmiento que se separa del tronco no puede dar fruto, las virtudes sin la fe no pueden complacer a Dios. (Hebr. 11,6)
Santo Tomás de Villanueva