___AVISOS DEL CULTO___

SÁBADO 21 de octubre. Misa de acción de gracias a las 17:45. Este sábado no habrá misa de 8:15 de la mañana.

Lunes 23 de octubre. Conmemoración del Padre Pío. Rosario, misa y veneración de la reliquia a las 17:45

*** MISA MENSUAL EN ALBACETE. Domingo, 5 de noviembre. A las 17:30 horas, en la Parroquia Purísima Concepción.

***MISA MENSUAL EN LUGO. Sábado 11 de noviembre. Santa misa a las 18:30 horas, en la capilla del Carmen, sita en la calle del Carmen, en Lugo, justo a la salida de la puerta homónima de la muralla de la ciudad.

Para cualquier cuestión relacionada con la celebración de la Santa Misa por el modo extraordinario en Lugo, así como para recibir avisos, si lo desea, puede ponerse en contacto con nosotros mediante la siguiente dirección de correo electrónico: misatridentinalugo@hotmail.com

martes, 7 de febrero de 2017

EL ROSARIO DE HOY CON S.S. EL BEATO PIO IX




Santo Rosario.
Por la Señal....
Monición inicial: Entre los santos que la Iglesia celebra en este día está el beato Pío IX, papa, que proclamó la verdad de Cristo, a quien estaba íntimamente unido, contra los errores del mundo moderno, la masonería y el liberalismo. Todo ello le provocó gran sufrimiento. Definió el dogma de la Inmaculada Concepción de la Virgen María promoviendo por doquier el culto y la devoción a la Madre de Dios aprobando las apariciones de Lourdes y La Salatte. Convocó el Concilio Vaticano I que propuso el dogma de la Infabilidad Pontificia.  Murió tal día como hoy en el año 1878.
Sobre el Santo Rosario, decía que es “la devoción más hermosa, la más rica en gracias y gratísima al Corazón de María”.
Ofrecemos este rosario por la libertad de la Iglesia y para que todos los cristianos profesen con integridad  la fe recibida. 
Señor mío Jesucristo...
MISTERIOS DOLOROSOS
1.-La oración de Jesús en el Huerto
Supliquen sin cesar con las más humildes y fervorosas oraciones al clementísimo Padre de las luces y de las misericordias, y llenos de fe acudan también siempre a nuestro Señor Jesucristo, que con su sangre nos redimió para Dios, y con mucho empeño y constancia pidan a su dulcísimo Corazón, víctima de su ardentísima caridad para con nosotros, el que con los lazos de su amor atraiga a sí todas las cosas a fin de que inflamados los hombres con su santísimo amor, sigan, imitando su Santísimo Corazón, una conducta digna de Dios, agradándole en todo, y produciendo frutos de toda especie de obras buenas.
2.- La flagelación atado a la columna
En medio de tantas amarguras y tal tempestad levantada contra la Iglesia, no nos desanimemos nunca, puesto que Cristo es nuestro consejo y nuestra fortaleza, sin el cual nada podemos y por el cual lo podemos todo, quien al confirmar a los predicadores del Evangelio y a los ministros de los Sacramentos, les dijo: He aquí que estoy con vosotros hasta la consumación de los siglos, y de cierto sabemos que las puertas del infierno nunca prevalecerán contra la Iglesia que siempre se ha erguido y se erguirá inconmovible, siendo su custodio y protector Nuestro Señor Jesucristo, quien la edificó y quien fue ayer, hoy y en todos los siglos.
3.- La coronación de espinas
Sois legados de Cristo, que se proclamó manso y humilde de corazón, y que no vino a llamar a los justos, sino a los pecadores, dándonos ejemplo para seguir sus pisadas, a los que encontréis faltando a los preceptos de Dios y apartados de los caminos de la justicia y la verdad, tratadlos con blandura y mansedumbre paternal, aconsejadlos, corregidlos, rogadlos e increpadlos con bondad, paciencia y doctrina, porque muchas veces más hace para corregir la benevolencia que la aspereza, más la exhortación que la amenaza, más la caridad que el poder.
4.- Nuestro Señor camino del Calvario
Si a éstos –a los cristianos- se les acusa de que no se sujetan a aquellas leyes –acusándoseles de perturbar la sociedad-, a las que no pueden someterse sin menoscabo de sus conciencias, por igual causa y motivo habrían de ser reprochados Jesucristo y los mártires que prefirieron afrontar los más crueles tormentos y la misma muerte, que traicionar a sus obligaciones y quebrar los derechos de su religión, obedeciendo a los mandatos nefandos de los príncipes perseguidores.
5.- La muerte y crucifixión del Señor
Pongamos con toda confianza por medianera para con Él a la inmaculada y Santísima Madre de Dios la Virgen María, la cual ha destruido todas las herejías en todo el mundo, y siendo amantísima madre de todos nosotros, «toda es suave y llena de misericordia... a todos se muestra afable, a todos clementísima, y se compadece con ternísimo afecto de las necesidades de todos» y como Reina que asiste a la derecha de su Unigénito Hijo Nuestro Señor Jesucristo con vestido bordado de oro, y engalanada con varios adornos, nada hay que no pueda impetrar de él.