___AVISOS DEL CULTO___

HORARIO DE CULTO HABITUAL (pinche aquí)

SÁBADO 7 DE JULIO. Primer sábado de Mes. 20:00 Rosario meditado 20:30 Santa Misa. No habrá misa por la mañana.

DOMINGO 8 DE JULIO, santa misa cantada a las 10:00.

*** MISA MENSUAL EN ALBACETE. Domingo, 2 de septiembre. A las 17:30 horas, en la Parroquia Purísima Concepción.

***MISA MENSUAL EN LUGO. Sábado, 8 de septiembre. Santa misa a las 17:30 horas, en la capilla del Carmen, sita en la calle del Carmen, en Lugo, justo a la salida de la puerta homónima de la muralla de la ciudad.

Para cualquier cuestión relacionada con la celebración de la Santa Misa por el modo extraordinario en Lugo, así como para recibir avisos, si lo desea, puede ponerse en contacto con nosotros mediante la siguiente dirección de correo electrónico: misatridentinalugo@hotmail.com

domingo, 17 de enero de 2016

Oración a la Virgen de los migrantes. Compuesta por S.S. Pio XI



Oración a la Virgen de los migrantes.


Compuesta por S.S. Pio XI

Santísima Virgen, tú acompañas por los caminos del mundo a los que salen de sus patrias en busca de trabajo y de pan. Tú que conoces también el exilio, mira piadosa nuestra condición y bendiciendo a quienes nos hospedan, vela, te rogamos, sobre todo a aquellos a quienes la necesidad obliga a dispersarse, y a quienes la fraternidad ajena acoge asociándolos al esfuerzo común de los propios trabajos. Tú, María, ayuda de los cristianos, consoladora de los afligidos, sé la madre amorosa de aquel que ha sido forjado por la suerte a vivir lejos de su patria, luchando ansiosamente por sí y por los suyos, y que con frecuencia no encuentra cerca de sí a quien comprenda plenamente sus penas, reanime sus fuerzas y levante con la voz de la sangre su espíritu abatido. Confortados por tu misericordia, socorridos por tu maternal providencia, defendidos por tu intercesión, haz, oh María, que unos y otros, nosotros los emigrados, nuestras familias inquietas por nosotros, todos sostenidos por la fe, la esperanza y la caridad, caminemos en el santo temor de Dios y, sumisos a la voluntad divina, fieles a Jesucristo y a su Iglesia, gocemos de los frutos de la justicia cristiana y merezcamos la paz en el tiempo y la perfecta felicidad en los siglos eternos. Amén.