TRIDUO Y FIESTA DEL PADRE PIO

TRIDUO Y FIESTA DEL PADRE PIO

AVISOS DEL CULTO

A partir del lunes 4 de septiembre, se reanuda el culto de la tarde: LUNES, MARTES, MIÉRCOLES, VIERNES Y SÁBADO: 17:45 Vísperas Cantadas // 18:15 Exposición del Santísimo y rezo del Santo Rosario meditado.

LOS JUEVES, el horario es el siguiente: 21:30 Santo Rosario y 22:00 Hora Santa.

*** MISA MENSUAL EN ALBACETE. Domingo, 1 de octubre. A las 17:30 horas, en la Parroquia Purísima Concepción.

***MISA MENSUAL EN LUGO. Sábado 14 de octubre. Santa misa a las 18:30 horas, en la capilla del Carmen, sita en la calle del Carmen, en Lugo, justo a la salida de la puerta homónima de la muralla de la ciudad.

Para cualquier cuestión relacionada con la celebración de la Santa Misa por el modo extraordinario en Lugo, así como para recibir avisos, si lo desea, puede ponerse en contacto con nosotros mediante la siguiente dirección de correo electrónico: misatridentinalugo@hotmail.com

miércoles, 29 de abril de 2015

OH MARÍA, TEMPLO DE LA TRINIDAD. Oración de Santa Catalina de Siena

“¡Oh María, María, templo de la Trinidad! ¡Oh María, portadora del Fuego! María, que ofreces misericordia, que germinas el fruto, que redimes el género humano, porque, sufriendo la carne tuya en el Verbo, fue nuevamente redimido el mundo.
¡Oh María, tierra fértil! Eres la nueva planta de la que recibimos la fragante flor del Verbo, unigénito Hijo de Dios, pues en ti, tierra fértil, fue sembrado ese Verbo. Eres la tierra y eres la planta”.
“¡Oh María! vaso de humildad en el que está y arde la luz del verdadero conocimiento con que te elevaste sobre ti misma, y por eso agradaste al Padre Eterno y te raptó y llevó a sí, amándote con amor singular”.
“¡Oh María! Porque tuviste luz no fuiste necia, sino prudente, y por eso, con prudencia, quisiste saber del ángel cómo sería posible lo que anunciaba”.
“Quedaste admirada y estupefacta por la consideración de la inefable gracia de Dios, por la consideración de tu indignidad y debilidad. Preguntando con prudencia, demostraste profunda humildad y como queda dicho, no tuviste temor, sino admiración por causa de la desmedida bondad y caridad de Dios, dada la bajeza y pequeñez de tu virtud”.
“Tú, ¡oh María!, has sido hecha hoy un libro en que se haya descrito nuestro modo de actuar. En ti se halla descrita la sabiduría del Padre eterno, en ti se manifiesta hoy la fortaleza y la libertad del hombre”.
“Te fue enviado un ángel para anunciártela e indagar tu voluntad. El Hijo de Dios no bajaría a tu vientre antes de que te conformases con ella. Aguardaba a la puerta de tu voluntad a que abrieses al que deseaba venir a ti, y nunca habría entrado si no la hubieses abierto, diciendo: He aquí la Sierva del Señor. ¡Oh María! A la puerta llamaba la eterna Divinidad, pero si tú no hubieras abierto la entrada de tu voluntad, Dios no se habría encarnado en ti”.
“María: a ti acudo y te presento mi petición por la dulce esposa de Cristo, tu dulcísimo Hijo, y por su vicario en la tierra para que le dé la luz a fin de que con discreción tome las medidas oportunas para la reforma de la iglesia. Que el pueblo se una y que su corazón se amolde al del Vicario, de modo que nunca levante la cabeza contra él”.


“Te ruego igualmente por los que has puesto en mi camino. Que sus corazones ardan como brasas que no se apagan: Que siempre vivan anhelando la caridad para contigo y con el prójimo, a fin de que en tiempo de necesidad tengan las navecillas bien provistas para sí y los demás...  Pero, María hoy te pido con atrevimiento, porque es el día de las gracias, y sé que nada se te niega. ¡Oh María! La tierra ha germinado para nosotros al Salvador”.