___AVISOS DEL CULTO___

7 de diciembre. VIGILIA DE LA INMACULADA. 21:30 Rosario y 22:00 Hora Santa

8 de diciembre. SOLEMNIDAD DE LA INMACULADA. Santa Misa cantada a las 10:00

10 de diciembre. II DOMINGO DE ADVIENTO. 10:00 Santa Misa.

*** MISA EN PONTEVEDRA. Domingo 10 de diciembre a las 20:00 en la parroquia de San José de Campolongo, Pontevedra.

*** MISA MENSUAL EN ALBACETE. Domingo, 7 de enero. A las 17:30 horas, en la Parroquia Purísima Concepción.

***MISA MENSUAL eN LUGO. Sábado 9 de diciembre. Santa misa a las 18:30 horas, en la capilla del Carmen, sita en la calle del Carmen, en Lugo, justo a la salida de la puerta homónima de la muralla de la ciudad.

Para cualquier cuestión relacionada con la celebración de la Santa Misa por el modo extraordinario en Lugo, así como para recibir avisos, si lo desea, puede ponerse en contacto con nosotros mediante la siguiente dirección de correo electrónico: misatridentinalugo@hotmail.com

lunes, 27 de abril de 2015

ALGUNOS PENSAMIENTOS Y FOTOGRAFÍAS DE LA BEATA MARIA ANTONIA BANDRÉS

 BEATA MADRE MARÍA ANTONIA BANDRÉS Y ELÓSEGUI
Nació el 6 de marzo de 1898 en Tolosa (Guipúzcoa). Ingresó en el noviciado de las Hijas de Jesús, en Salamanca, el 8 de diciembre de 1915, y falleció en olor de santidad allí mismo, el 27 de abril de 1919, a los once meses de su profesión religiosa y después de haber ofrecido heroicamente su vida por la conversión de un familiar querido. Tenía 21 años.
 "La beata María Antonia Bandrés y Elósegui desde su juventud se ofreció a Dios, siguiendo fielmente los pasos de Madre Cándida y viviendo de forma alegre y fervorosa su servicio al Señor. Los pobres fueron sus predilectos: con ellos compartía ya de niña todo cuanto tenía. Lo había aprendido de sus padres, que le enseñaron que el amor a los otros era un deber, aunque ella supo llevar a cabo las obras de misericordia con sencillez y naturalidad para que nadie se sintiera herido. El desprendimiento de sí misma y de las cosas y el más completo abandono en la Providencia divina templaron su fortaleza y su esperanza. Así preparó su alma para ofrecer su vida por alguien a quien amaba y veía lejos de las prácticas de la fe.
Su testimonio debe ayudar a las jóvenes y a los jóvenes a descubrir la belleza de la vida consagrada totalmente al Señor, a comprender mejor el sentido de la oración y la fecundidad del sufrimiento, ofrecido a Cristo por amor a los demás."
San Juan Pablo II, en la homilía de su beatificación
 “Como esta no es la vida verdaderamente feliz, sino, por el contrario, la muy espinosa y sacrificada, hemos de estar siempre dispuestos y esperando que la cruz nos visite, y ¡dichosos de nosotros si sabemos con generosidad abrazarnos a ella!, pues algún día ha de abrirnos las puertas de la gloria, donde nos abrazaremos para no separarnos jamás. Entretanto, unidos todos en el Corazón de Jesús y bajo el mando de María Inmaculada, sacrifiquémonos valientes, pasemos el Calvario de esta vida miserable para llegar al Tabor feliz, en el cual Dios no permita estemos ninguno separados”
 “Es preciso vayamos siguiendo el ejemplo del Crucificado, armándonos con la cruz para que, peleando como verdaderos soldados de Cristo, contra el mundo, el demonio y la carne, resucitemos gloriosos en la celestial Jerusalén”.

 “Cada día son mayores los desengaños de esta vida, a la que estamos tan apegados; procuremos de una vez unirnos enteramente al crucificado y entregarle nuestra voluntad, no queriendo otra cosa que lo que Él quiera y disponga. ¡Qué dulce es sufrir con Jesús! Es verdad que cuesta mucho; pero no temamos, que Jesús será nuestra fortaleza. ¡Ánimo!”
 “Yo me abrazo a la cruz, asida del manto de mi Madre, y me ofrezco a la humillación, al sacrificio, a cuanto queráis, con tal que no me falte vuestro amor y gracia. Quiero ser tu esclavita… Desde el amanecer, cuando me deje en manos de la Santísima Virgen ofreciéndome para la cruz o cruces del día, diré: Madre querida, haz que no desperdicie ni un segundo siquiera y que en este día me dé de lleno a mi santificación y arrepentimiento”