X ANIVERSARIO MOTU PROPRIO

X ANIVERSARIO MOTU PROPRIO

AVISOS DEL CULTO

***Miércoles 9 de agosto, la santa misa será a las 8:30. A partir del jueves, 10 de agosto, la santa misa diaria será a las 8:15. Los domingos a las 10:00.

Martes, día 15 de agosto, la Asunción de Nuestra Señora, santa misa a las 10:00.

Miércoles, 23 de agosto, Conmemoración del P. Pío, santa misa a las 18:00, precedida del Rosario.

*** A partir del martes 8 de agosto, el culto de la tarde se suspende hasta nuevo aviso; como también la hora santa de los jueves.

*** MISA MENSUAL EN ALBACETE. Domingo, 3 de septiembre. A las 17:30 horas, en la Parroquia Purísima Concepción.

***MISA MENSUAL EN LUGO. Sábado 9 de septiembre. Santa misa a las 18:30 horas, en la capilla del Carmen, sita en la calle del Carmen, en Lugo, justo a la salida de la puerta homónima de la muralla de la ciudad.

Para cualquier cuestión relacionada con la celebración de la Santa Misa por el modo extraordinario en Lugo, así como para recibir avisos, si lo desea, puede ponerse en contacto con nosotros mediante la siguiente dirección de correo electrónico: misatridentinalugo@hotmail.com



domingo, 19 de marzo de 2017

EL ROSARIO DE HOY CON SAN JOSÉ BENDITO





Santo Rosario.
Por la señal... 
Monición inicial:  San José ha sido amado de forma singular y única por su Hijo legal, Nuestro Señor Jesucristo y por la Virgen María, su esposa. Un amor que trascendía los lazos humanos de la familiaridad, en una entrega de los tres a la salvación de los hombres. Avivemos en nosotros en el rezo del santo rosario de hoy  los sentimientos de los corazones de Jesús, María y José.
Nosotros no podemos dejar de amar y venerar a aquel que fue tan amado por los corazones de Jesús y de María. Nosotros no podemos dejar de acudir a aquel que fue custodio y socorro de Jesús y de María. Nosotros no podemos dejar de implorar a aquel que fue puesto como jefe del hogar de Nazaret.
Tengamos una intención especial, por S.S. Francisco.
Señor mío Jesucristo... 
MISTERIOS GLORIOSOS
1.-La Resurrección del Señor.
Se abrieron los sepulcros, y muchos cuerpos de santos difuntos resucitaron.” Mt 27, 52
San José acompañó a su Hijo en su resurrección: es el premio a la fidelidad en la entrega total.
Ofrezcamos este misterio por los moribundos, para que como san José sean consolados por Jesús y María. Pidamos por nuestros padres difuntos para que lleguen pronto a la bienaventuranza.
2.- La Ascensión del Señor
Cuando haya ido y os haya preparado un lugar, volveré y os tomaré conmigo para que donde esté yo estéis también vosotros.” Jn 14, 3
San José está glorioso en cuerpo y alma en los cielos. Allí goza de la felicidad eterna.
Ofrezcamos este misterio por los pobres y necesitados para que como San José encuentren la fortaleza y la esperanza sólo en Dios.
3.- La Venida del Espíritu Santo sobre los Apóstoles reunidos en torno a la Virgen María
“Se llenaron todos de Espíritu Santo y se pusieron a hablar en diversas lenguas.” Hch 2, 4
San José fue la criatura que después de la Virgen María recibió más dones y gracias celestiales. Su docilidad al Espíritu Santo fue completa.
Pidamos por los sacerdotes, los seminaristas, por los consagrados; por aquellos que sienten la llamada de Dios para que como San José entreguen sin reservas al Evangelio.  
4.- La Asunción de María Santísima a los Cielos
“Proclama mi alma la grandeza del Señor porque Dios ha mirado mi humillación.” Lc 1, 46
San José, humilde, sencillo, silencioso, obediente como ninguno… Ahora goza de la grandeza, de la gloria, esplendor, bienaventuranza como ningún otro.
Ofrezcamos este misterio para que todos los cristianos seamos como José hombres de acción silenciosa y busquemos agradar a Dios entre las ocupaciones y obligaciones diarias.  
5.- La Coronación de la Virgen como Reina y Señora de todo lo Creado.
“Todas las generaciones me llamarán bienaventurada.” Lc 1, 48
San José ha sido fiel en lo poco, por eso se la ha confiado lo mucho. Junto con su Esposa, la Virgen María, Medianera de todas las gracias, intercede, vela y custodia a la Iglesia, la familia de los discípulos de su Hijo.
Pidamos por las familias cristianas para que sean como el hogar de Nazaret y cumpliendo con las obligaciones para con Dios y entre ellos, lleguen todos juntos al cielo.