X ANIVERSARIO MOTU PROPRIO

X ANIVERSARIO MOTU PROPRIO

AVISOS DEL CULTO

***Miércoles 9 de agosto, la santa misa será a las 8:30. A partir del jueves, 10 de agosto, la santa misa diaria será a las 8:15. Los domingos a las 10:00.

Martes, día 15 de agosto, la Asunción de Nuestra Señora, santa misa a las 10:00.

Miércoles, 23 de agosto, Conmemoración del P. Pío, santa misa a las 18:00, precedida del Rosario.

*** A partir del martes 8 de agosto, el culto de la tarde se suspende hasta nuevo aviso; como también la hora santa de los jueves.

*** MISA MENSUAL EN ALBACETE. Domingo, 3 de septiembre. A las 17:30 horas, en la Parroquia Purísima Concepción.

***MISA MENSUAL EN LUGO. Sábado 9 de septiembre. Santa misa a las 18:30 horas, en la capilla del Carmen, sita en la calle del Carmen, en Lugo, justo a la salida de la puerta homónima de la muralla de la ciudad.

Para cualquier cuestión relacionada con la celebración de la Santa Misa por el modo extraordinario en Lugo, así como para recibir avisos, si lo desea, puede ponerse en contacto con nosotros mediante la siguiente dirección de correo electrónico: misatridentinalugo@hotmail.com



miércoles, 4 de mayo de 2016

DIOS CONFIERE A LA NATURALEZA HUMANA DERECHOS UNIVESALES Reflexión diaria del Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia (n. 152-154)


DIOS CONFIERE A LA NATURALEZA HUMANA DERECHOS UNIVESALES
Reflexión diaria del Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia (n. 152-154)
El 10 de diciembre de 1948 es la fecha en que las Naciones Unidas hacen la proclamación Universal de los Derechos del Hombre, un acontecimiento importante en la historia de la humanidad, sobre todo al contemplar los acontecimientos terribles que le precedieron: la primera y la segunda guerra mundial.
La Iglesia ve positiva esta declaración en cuánto que defiende la dignidad humana  dada por Dios Creador a sus criaturas.
Y es en cuanto criatura de Dios donde el hombre encuentra la raíz de los derechos fundamentales: Dignidad humana, otorgada por Dios y después herida profundamente por el pecado, y que fue asumida y redimida por Jesucristo mediante su encarnación, muerte y resurrección.
Los derechos no nacen de la mera voluntad de los seres humanos, del Estado o en los poderes públicos, sino en el hombre mismo y en Dios su Creador.
Estos derechos son universales, inviolables e inalienables: universales, porque están presentes en todos los seres humanos, sin excepción alguna de tiempo, de lugar o de sujeto; inviolables, en cuanto que su incumplimiento es un atentado contra el hombre; e inalienables, porque nadie puede privar legítimamente de estos derechos a uno sólo de sus semejantes, sea quien sea.
Los derechos del hombre han de ser proclamados, defendidos y respetados en su conjunto, porque buscan la promoción de cada uno de los aspectos del bien de la persona y de la sociedad... Aquello que decimos sobre la negación de un artículo de la fe, que también rechaza los otros; así también lo podemos decir de los derechos humanos. Es triste comprobar como la misma sociedad que los proclama, atenta contra ellos con leyes y mentalidad antinaturales y anti-vida (Aborto y Eutanasia).
Para nosotros, cristianos, Dios es el origen de estos derechos; y si se niega a Dios se negarán también en consecuencia los derechos de las personas.