AVISOS DEL CULTO

JUEVES 12 DE OCTUBRE. NUESTRA SEÑORA DEL PILAR. Santa Misa Cantada a las 10:00. Rosario por España a las 21:30. Vigilia de oración por España a las 22:00

*** MISA MENSUAL EN ALBACETE. Domingo, 5 de noviembre. A las 17:30 horas, en la Parroquia Purísima Concepción.

***MISA MENSUAL EN LUGO. Sábado 14 de octubre. Santa misa a las 18:30 horas, en la capilla del Carmen, sita en la calle del Carmen, en Lugo, justo a la salida de la puerta homónima de la muralla de la ciudad.

Para cualquier cuestión relacionada con la celebración de la Santa Misa por el modo extraordinario en Lugo, así como para recibir avisos, si lo desea, puede ponerse en contacto con nosotros mediante la siguiente dirección de correo electrónico: misatridentinalugo@hotmail.com

miércoles, 21 de septiembre de 2016

NADIE DEBE DESESPERAR DE SU SALVACIÓN CON TAL QUE ABRACE UNA VIDA MEJOR. San Jerónimo



Homilía de maitines

21 de septiembre
San Mateo, Apóstol y evangelista
Forma Extraordinaria del Rito Romano

Homilía de san Jerónimo, presbítero
Libro I de los comentarios sobre san Mateo cap. 9
Los demás Evangelistas, por respeto a san Mateo y velando por su prestigio, se abstienen de designarle con su nombre usual y le llaman Leví; se le conoció, en efecto, por estos dos nombres. En cuanto a él, recordando las palabras de Salomón: “El justo es el primer acusador de sí mismo”, y estas otras “Confiesa tus pecados para justificarte”, se llama a sí mismo Mateo, y se declara publicano, para mostrar a los lectores que así como de publicano se transformó repentinamente en Apóstol nadie debe desesperar de su salvación con tal que abrace una vida mejor.

Sobre este punto, Porfirio y el emperador Juliano, pretenden resaltar  o la ignorancia de un historiador inexacto o la necedad de aquello que al momento siguieron al Salvador, acusándoles de haberse dejado conducir irreflexivamente por el llamamiento del primer advenedizo; no tienen en cuenta un hecho indubitable: la multitud de milagros y grandes prodigios que los apóstoles habían visto realizar a Jesucristo ante de creer en él. Por otra parte bastaba para sentirse atraído por él la sola contemplación del resplandor y majestad de la Divinidad que en él se escondía, peor que se dejaba traslucir en su semblante humano. Porque si se ha dicho que el imán y el ámbar tienen la propiedad de atraer los anillos de hierro y los fragmentos y briznas de paja, ¿con cuánta mayor fuerza podía el Señor de todas las cosas atraer a sí a los que llamaba?

Y sucedió que estando Jesús sentado a la mesa, en la casa, vinieron muchos publicanos y gentes de mala vida, que se pusieron a la mesa a comer con él. Veían que aquel publicano que había pasado del estado de pecado a una vida mejor, había sido admitido a la penitencia, lo cual les movía a nos desesperar de la propia salvación. Y no se acercaban a Jesús aferrados –según murmuraban los fariseos y los escribas- a sus antiguos vicios, sino haciendo penitencia, como lo dan a entender las siguientes palabras de Jesús: “Mas estimo la misericordia que el sacrificio. Porque los pecadores son y no los justos a quienes he venido yo a llamar.” Así, pues, Jesús iba a los convites de los pecadores, para tener ocasión de instruirles y de proporcionar alimentos espirituales a los que le invitaban.