___AVISOS DEL CULTO___

7 de diciembre. VIGILIA DE LA INMACULADA. 21:30 Rosario y 22:00 Hora Santa

8 de diciembre. SOLEMNIDAD DE LA INMACULADA. Santa Misa cantada a las 10:00

10 de diciembre. II DOMINGO DE ADVIENTO. 10:00 Santa Misa.

*** MISA EN PONTEVEDRA. Domingo 10 de diciembre a las 20:00 en la parroquia de San José de Campolongo, Pontevedra.

*** MISA MENSUAL EN ALBACETE. Domingo, 7 de enero. A las 17:30 horas, en la Parroquia Purísima Concepción.

***MISA MENSUAL eN LUGO. Sábado 9 de diciembre. Santa misa a las 18:30 horas, en la capilla del Carmen, sita en la calle del Carmen, en Lugo, justo a la salida de la puerta homónima de la muralla de la ciudad.

Para cualquier cuestión relacionada con la celebración de la Santa Misa por el modo extraordinario en Lugo, así como para recibir avisos, si lo desea, puede ponerse en contacto con nosotros mediante la siguiente dirección de correo electrónico: misatridentinalugo@hotmail.com

domingo, 10 de mayo de 2015

ROGAD A LA VIRGEN QUE OS DÉ OJOS PARA SABERLA MIRAR. SAN JUAN DE ÁVILA

la_virgen_maria_en_la_predicacion_de_s_juan_de_avila_5_20120508
No era amigo el Apóstol de Andalucía de una piedad vana y superficial. Aprovechaba sus sermones para fortalecer las raíces de la fe. Las fiestas de la Virgen eran una ocasión privilegiada para alimentar el amor a la Madre del Señor. La primera indicación que encontramos en sus escritos es exhortar a la imitación a la Madre de Dios. Más de una vez va a pronunciar estas palabras en sus sermones:
"¿Qué haré para tener devoción a la Virgen?"(Sermón 63).
"Todo lo que mi Hijo os dijere hacedlo. Y así el mayor servicio que le podéis hacer es hacer lo que manda su Hijo: "Señora, por vuestro amor perdono esta injuria". ¿Tenéis amor malo a mujer?:
"Quiero apartarme de ella por vos. Quiero callar silencio quiero tener por amor de vos; aquello que más me duele hacerlo o dejarlo de hacer, ofrecerlo por la Virgen".
Que quererla bien y no imitarla, poco aprovecha. Imitémosla en la humildad y en las demás virtudes; porque ella es el dechado de quien hemos de sacarlas; y haciendo esto nos alcanzará gracia y después gloria" (Sermón 63).
Habría que leer todo este largo sermón pronunciado en la fiesta de la Presentación de la Virgen para ver el calado de la predicación del Maestro Ávila. Las citas de la Escritura que menciona, los dichos y escritos de los santos, muy especialmente de San Bernardo. Desciende al terreno práctico y moral para que su doctrina no quede en un espiritualismo vano.
La verdad es que esta forma de predicar le acarreó varios problemas violentos contra su persona pero esto no le causó mayor temor. Su celo apostólico y su profetismo crearon escuela.
"Pensáis que es ser devotos de la Virgen, cuando nombran a María, quitaros el bonete no más? Más hondas raíces ha de tener su devoción ... ¿Qué raíces? Una gran devoción de corazón con la Virgen; y quien esta no tiene, no descanse hasta que la halle. Una de las señales de los que se han de salvar es tener gran devoción a la Virgen… ¿Qué haré para tener devoción con la Virgen? ¿No le tenéis devoción? Harto mal tenéis; harto bien os falta; más querría estar sin pellejo que sin devoción de María" (Sermón 63).
Aprovecha los sermones de la Virgen para dirigirse a los sacerdotes, religiosos y seglares. El Santo ve una gran relación entre la Virgen y los sacerdotes. De aquí que recomiende vivamente a los presbíteros tener una gran devoción a la Madre de Dios.
"¡Oh, qué ejemplo para los que tienen cargo de ánimas! Del cual pueden aprender la saludable ciencia del regimiento de ánimas, la paciencia para sufrir los trabajos que en apacentarlas se ofrecen. Y no sólo será su maestra que los enseñe, mas, si fuere con devoción de ellos llamada, les alcanzará fuerzas y lumbre para hacer bien el oficio" (Sermón 70).
Se hubiera que resumir en pocas palabras la doctrina del Santo sobre la devoción a la Virgen habría que decir: "Señora, nuestro oficio será pensar en vos, hablar de vos, seguiros a vos en vuestra vida y mirar cómo hacíais y así hacer nosotros… gastarnos hemos todos en vuestro servicio" (Sermón 61).
Tiene Juan de Ávila un respeto especial por la piedad popular.
Procesiones, estampas, cruces, rosarios, romerías, novenas…En sus sermones y cartas encontramos muchas referencias a la Pasión del Señor, al Corazón de Cristo, la Eucaristía, María y los Santos. Son los campos donde se refleja la piedad popular. Todos estos acontecimientos son una buena ocasión para insistir en la caridad, en la vida santa y en la entrega al Señor.
"Advirtamos mucho que somos naturalmente inclinados a estos negocios de fuera y enemigos y descuidados de la virtud interior y por esto los que los hacen y los que los miran no se descuiden en contentarse con ellos a solas, ni paren en ellos, mas tómenos como motivo y despertador del amor y devoción interior… (Sermón 35).
Por eso en la época de Navidad donde el culto se hace especialmente exterior va a recomendar: "Señor, ¿de qué os quejáis, que no os dan posada? ¿No tenéis grandes custodias de oro y plata y de piedras preciosas? ¿No estáis cubierto con ricos paños de brocado?" (Sermón 41).
Juan de Ávila, gran evangelizador y modelo de todos los que han predicado el Evangelio, hombre orante y de palabra llena de doctrina, amante de la sencillez y de un profundo amor a la Virgen con Jesús en brazos nos recomienda:
"Rogad a la Virgen que os dé ojos para saberla mirar. Cuando yo veo una imagen con un Niño en los brazos, pienso que he visto todas las cosas" (Sermón 4).