___AVISOS DEL CULTO___

7 de diciembre. VIGILIA DE LA INMACULADA. 21:30 Rosario y 22:00 Hora Santa

8 de diciembre. SOLEMNIDAD DE LA INMACULADA. Santa Misa cantada a las 10:00

10 de diciembre. II DOMINGO DE ADVIENTO. 10:00 Santa Misa.

*** MISA EN PONTEVEDRA. Domingo 10 de diciembre a las 20:00 en la parroquia de San José de Campolongo, Pontevedra.

*** MISA MENSUAL EN ALBACETE. Domingo, 7 de enero. A las 17:30 horas, en la Parroquia Purísima Concepción.

***MISA MENSUAL eN LUGO. Sábado 9 de diciembre. Santa misa a las 18:30 horas, en la capilla del Carmen, sita en la calle del Carmen, en Lugo, justo a la salida de la puerta homónima de la muralla de la ciudad.

Para cualquier cuestión relacionada con la celebración de la Santa Misa por el modo extraordinario en Lugo, así como para recibir avisos, si lo desea, puede ponerse en contacto con nosotros mediante la siguiente dirección de correo electrónico: misatridentinalugo@hotmail.com

martes, 12 de mayo de 2015

EL SANTO SACRIFICIO DE LA MISA Y LA SAGRADA COMUNIÓN. San Leopoldo Mandic de Castelnovo

adoracionperpetua.info
«¡Oh, si pudiéramos ver nosotros lo que se realiza sobre el altar!... Nuestros ojos no podrían, de ninguna manera, soportar el esplendor de tan formidables misterios. ¡Y yo, cada día, tengo la inefable gracia de ofrecer la Víctima divina!» (Mártir del confesonario y apóstol del ecumenismo, Capuchinos, Sangüesa 1976, 75).
***
«Cuando celebro la santa Misa, mi pensamiento llega a todos aquellos que por cualquier motivo se han encomendado a mis oraciones. Entonces mi corazón se dilata, en la total certeza de que todo cuanto yo puedo pedir en la santa Misa es nada en comparación de lo que yo ofrezco a Dios» (80).
***
«Debemos tener presente en la mente y en el corazón, cuanto nos sea posible, la divina Víctima, que se ofrece por nosotros a cada hora del día y de la noche... ¡El que se ofrece es el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo!... ¡Si faltase en el mundo, aunque fuera por un instante, la celebración de la santa Misa, caería el mundo en la más espantosa de las catástrofes!... Unámonos cada más más profundamente a este Oferente divino, e intentemos todos cuanto podamos, yo celebrando y Ud. asistiendo a la Misa, tener una generosidad de amor tan grande que sepamos abrazar en el Corazón de Cristo todo el mundo de las almas. La caridad divina de Cristo, la que se da en el santo Sacrificio, supera de modo infinito todos los pecados y crímenes de los humanos, y satisface plenamente a la Majestad divina, ofendida por tantos pecados» (86-87).
«Tenga presente que en cada uno de los momentos en que vivimos, y en todas y en las diversas partes del mundo, se inmola Jesucristo en la santa Misa. Debe Ud., pues, unirse en espíritu a las Misas que se están diciendo en cada momento, a fin de obtener las gracias especiales reservadas a tan excelso sacrificio» (87).
***
«Ahora que se encuentra mejorado de su enfermedad, vuelva a la práctica, ya habitual en Vd., de acercarse a la sagrada comunión, a ser posible todos los días. Bien experimentada tiene Vd. la importancia de esta práctica... Basta que pensemos en lo que dijo Nuestro Señor cuando nos prometió tan inefable sacramento: “mi carne es verdadera comida y mi sangre es verdadera bebida. Quien come mi carne y bebe mi sangre habita en mí y yo en él”. Por tanto, siempre que comulgamos, nos unimos de la forma más íntima que en lo humano es posible con Nuestro Señor. Más y mejor de lo que Nuestro Señor dijo, nada se puede ni decir ni pensar. Este pensamiento de la unión vital de Cristo con nosotros debe dominarnos de una manera total, cuando tenemos la dicha de acercarnos a la santa comunión».
adoracionperpetua.info