X ANIVERSARIO MOTU PROPRIO

X ANIVERSARIO MOTU PROPRIO

AVISOS DEL CULTO

***Miércoles 9 de agosto, la santa misa será a las 8:30. A partir del jueves, 10 de agosto, la santa misa diaria será a las 8:15. Los domingos a las 10:00.

Martes, día 15 de agosto, la Asunción de Nuestra Señora, santa misa a las 10:00.

Miércoles, 23 de agosto, Conmemoración del P. Pío, santa misa a las 18:00, precedida del Rosario.

*** A partir del martes 8 de agosto, el culto de la tarde se suspende hasta nuevo aviso; como también la hora santa de los jueves.

*** MISA MENSUAL EN ALBACETE. Domingo, 3 de septiembre. A las 17:30 horas, en la Parroquia Purísima Concepción.

***MISA MENSUAL EN LUGO. Sábado 9 de septiembre. Santa misa a las 18:30 horas, en la capilla del Carmen, sita en la calle del Carmen, en Lugo, justo a la salida de la puerta homónima de la muralla de la ciudad.

Para cualquier cuestión relacionada con la celebración de la Santa Misa por el modo extraordinario en Lugo, así como para recibir avisos, si lo desea, puede ponerse en contacto con nosotros mediante la siguiente dirección de correo electrónico: misatridentinalugo@hotmail.com



miércoles, 19 de julio de 2017

“GLORIA.” Reflexión diaria acerca de la Palabra de Dios.


 



“GLORIA.” Reflexión diaria acerca de la Palabra de Dios.
Una expresión que aparece repetidamente en la Sagrada Escritura es el término “Gloria” que traduce la palabra hebrea kabod que viene a ser el valor de una persona, lo que ella es por si misma.
Al referirnos a la Gloria de Dios se quiere decir la manifestación de su ser totalmente grandioso y trascendente, infinito, a través de teofanías (zarza ardiente de Moises, por ejemplo); pero también a traves de sus obras se da a conocer al hombre. Es como el resplandor de la santidad de Dios.
En Jesús, el Verbo eterno del Padre encarnado, se ha manifestado la gloria de Dios.  La fe consiste por tanto enen reconocer en Jesúsla gloria de Dios manifestada definitivamente. El que ve a mí, ve al Padre.
La gloria que Jesús pide al Padre es la participación de su santa humanidad en la gloria de la Trinidad, que se dará en la resurrección de Jesús y en su ascensión al Padre. En la última cena Jesús pide: Padre, glorifícame con aquella gloria que ya compartía contigo antes de que el mundo existiera.
Por la fe, el creyente esta llamado a ver y contemplar la gloria de Cristo: la unión de amor entre el Padre y el Hijo por medio de la acción santificante del Espíritu.
Cada cristiano está llamado a dejar resplandecer en sí la gloria de Cristo viviendo como vivió él.