___AVISOS DEL CULTO___

Lunes 23 de octubre. Conmemoración del Padre Pío. Rosario, misa y veneración de la reliquia a las 17:45. No habrá misa de 8:15

*** MISA MENSUAL EN ALBACETE. Domingo, 5 de noviembre. A las 17:30 horas, en la Parroquia Purísima Concepción.

***MISA MENSUAL EN LUGO. Sábado 11 de noviembre. Santa misa a las 18:30 horas, en la capilla del Carmen, sita en la calle del Carmen, en Lugo, justo a la salida de la puerta homónima de la muralla de la ciudad.

Para cualquier cuestión relacionada con la celebración de la Santa Misa por el modo extraordinario en Lugo, así como para recibir avisos, si lo desea, puede ponerse en contacto con nosotros mediante la siguiente dirección de correo electrónico: misatridentinalugo@hotmail.com

miércoles, 26 de julio de 2017

DIA DE SANTIAGO, DÍA GRANDE. Homilía.



 
Homilía en la solemnidad de Santiago Apóstol 2017 
Hoy es en un día grande. Celebramos la fiesta de un Apóstol. Jesucristo Nuestro Señor quiso fundar la Iglesia sobre la columna de los apóstoles como el nuevo Israel. Es en el testimonio de los apóstoles donde se fundamenta nuestra fe cristiana. Gracias a ellos, la fe ha llegado a nosotros generación y tras generación.
Como en la sucesión apostólica por la que los obispos reciben bajo el signo de la imposición de las manos la plenitud del orden sagrado participando así de la misma potestad de los apóstoles y podrían remontarse en una cadena ininterrumpida hasta los mismos apóstoles; así también nosotros nos llamamos cristianos porque ha llegado a nosotros el anuncio de los apóstoles. A su testimonio y predicación podemos aplicarle las palabras del salmo: “a toda la tierra alcanza su pregón y hasta los límites del orbe su lenguaje.”
Al recibir el mandato de Cristo antes de sus Ascensión  “Id al mundo entero y proclamad el Evangelio”; los apóstoles dejaron Jerusalén y fueron por las diferentes regiones conocidas a predicar el Evangelio. Conocemos la actividad incesante de los apóstoles por los Hechos de los apóstoles, las cartas de san Pablo y por la Tradición.  Una evangelización de todo el mundo conocido totalmente sorprendente para los medios de la época. Por el testimonio de la misa Escritura y la tradición podemos enumerar algunos de los lugares donde los apóstoles han predicado.
San Pedro dejando Jerusalén se establece primero en Antioquía y después en Roma donde da testimonio con su propio martirio habiendo escritos su cartas a los cristianos.
San Andrés predica en el Oriente Próximo.
San Juan apóstol predica en Éfeso (actual Turquía) y después en su destierro en la isla de Patmos dejando el Evangelio y las Cartas.
San Felipe anuncia el Evangelio primero en Samaria, donde predicó y luego en Armenia, India, Mesopotamia, Persia y Frigia.
San Bartolomé apóstol, predicó en Mesopotamia, Persia y Egipto en la India y en Armenia, donde murió mártir.
Santo Tomás apóstol, realizó su labor apostólica en Persia y sus alrededores, llegando también a la India y Etiopía.
San Mateo apóstol, además de su Evangelio, predica la fe en las naciones bárbaras e incivilizadas del Este, mencionándose que llega a Persia, a Etiopía, y probablemente al sur y este de Asia.
San Judas Tadeo fue misionero de toda la Mesopotamia
San Simón Apóstol predicó en el Mar Negro, en Egipto, el Norte de África, y Gran Bretaña
Santiago el Menor predica en Fenicia, Chipre y Antioquía.
Y, ¿nuestro apóstol? Santiago el Mayor, llega a Hispania, el confín del mundo conocido, y aquí predica el nombre de Jesucristo, con poco fruto, por la dureza de los Iberos.
Desolado y desanimado en su misión, recibe la visita de Nuestra Señora la Virgen en las orillas del Ebro en la ciudad de Zaragoza que le entrega el pilar como símbolo de la firmeza y la perseverancia de la fe que él había de tener y que había también de caracterizar la fe de todo el pueblo español.  Vuelto a Jerusalén fue martirizado por orden de Herodes Agripa I siendo el primero de los apóstoles en beber el cáliz del Señor.
Sus discípulos lo traen de vuelta a España y lo entierra en Compostela. Allí como Astro brillante de España, el Apóstol Santiago descansa entre nosotros, y su  gloria como la fe que nos ha llegado por medio de él pervive entre nosotros que confesamos a Cristo muerto y resucitado por nuestra Salvación.
Sí, hoy estamos aquí porque a nosotros ha llegado el anuncio del Apóstol Santiago, por medio de él hemos llegado a la fe. Las palabras del apóstol Pablo bien podría decírnoslas Santiago: “aunque tengáis diez mil maestros en Cristo, no tendréis muchos padres; pues en Cristo Jesús yo os engendré por medio del evangelio.”

Es un día grande, porque Santiago es modelo para nosotros de seguimiento de Cristo. En la prontitud de la respuesta a la llamada, en la generosidad de la entrega. El Evangelio nos dice que pasando Jesús junto al lago viéndolo junto con su hermano Juan en la orilla repasando las redes, los llamó y ellos inmediatamente dejándolo todo lo siguieron. Como ellos, también nosotros debemos dejarlo todo sin anteponer nada al amor de Cristo, porque él lo quiere todo; no se conforma con una entrega por partes o medida… Ellos como nosotros también experimentaron la debilidad del pecado y la torpeza,  como nos demuestra el Evangelio cuando junto con su madre se acercan a pedirle puestos importantes o cuando le dicen a Jesús de enviar un castigo sobre Samaría por lo haberlos acogido. Pero perseveraron hasta la muerte junto a Cristo, porque junto con él acogieron la invitación de beber el cáliz del Señor. Como Santiago, nosotros que también aspiramos a comodidades, a vida sin problemas y exitosas, hemos de saber que Cristo nos ofrece su cáliz y que con su gracia podremos beberlo: el cáliz de la cruz, el cáliz del sufrimiento, de la prueba, de la enfermedad, del rechazo, de la soledad
Este día es  un día grande, porque celebramos el patronazgo del Apóstol Santiago sobre nuestra patria. Creemos en la intercesión de los santos. Ellos ruegan por nosotros ante la Trinidad Beatísima, siendo nuestros amigos, abogados e intercesores. Hoy al tributarle el homenaje de nuestro agradecimiento a tan gran Apóstol, nuevamente nos ponemos ante su altar para  que interceda por nuestra patria y cada uno de los pueblos que la forman unidos bajo la fe. Pedimos por nuestros gobernantes, por cada una de las familias y cada uno de nosotros que llevamos con sano orgullo ser españoles. Sí, españoles y católicos, pues van unidos. Y si España deja de ser católica, será otra cosa pero dejará de ser España. Habrá que llamarla de otro modo.  
Es un día grande, porque al celebrar la fiesta del Apóstol Santiago patrono de España recordamos la historia y el gran legado de todos nuestros antepasados y  las grandes hazañas a las que va unida la figura del Apóstol y la identidad cristiana de nuestro pueblo. Es lamentable que España, tan grande por su fe y su historia, sea ahora la que vaya a la cabeza de la inmoralidad de las leyes y las costumbres queriendo hacer desaparecer a Dios de la vida pública y de la conciencia de las nuevas generaciones.
Hermanos: roguemos con insistencia al Apóstol que interceda por nosotros, que defienda a su Nación de los enemigos de la fe y de la religión, que avive en nuestro pueblo la fe. Él, amigo predilecto del Señor, puede conseguir esta gracia, pidámoslo con confianza.