AVISOS DEL CULTO

JUEVES 12 DE OCTUBRE. NUESTRA SEÑORA DEL PILAR. Santa Misa Cantada a las 10:00. Rosario por España a las 21:30. Vigilia de oración por España a las 22:00

*** MISA MENSUAL EN ALBACETE. Domingo, 5 de noviembre. A las 17:30 horas, en la Parroquia Purísima Concepción.

***MISA MENSUAL EN LUGO. Sábado 14 de octubre. Santa misa a las 18:30 horas, en la capilla del Carmen, sita en la calle del Carmen, en Lugo, justo a la salida de la puerta homónima de la muralla de la ciudad.

Para cualquier cuestión relacionada con la celebración de la Santa Misa por el modo extraordinario en Lugo, así como para recibir avisos, si lo desea, puede ponerse en contacto con nosotros mediante la siguiente dirección de correo electrónico: misatridentinalugo@hotmail.com

lunes, 15 de mayo de 2017

EL ROSARIO DE HOY CON SAN JUAN BAUTISTA DE LA SALLE





Santo Rosario.
Por la señal... 
Monición inicial:  El 7 de abril de 1719, volaba al cielo San Juan Bautista de la Salle, sacerdote francés que  se dedicó con ahínco a la instrucción humana y cristiana de los niños, en especial de los pobres, instituyendo la Congregación de los Hermanos de las Escuelas Cristianas. Los sufrimientos provocados por la Fundación lo unieron íntimamente a la Pasión de Cristo.
Entre sus meditaciones, dejó escrito estas preguntas que podemos hacérnoslas a nosotros: ¿Rezáis vosotros y hacéis que vuestros alumnos recen el rosario cada día? ¿Con  qué piedad lo recitáis y hacéis que lo reciten? ¿Cumplís con esta oración como tributo que se ofrece (en nuestro Instituto) a la Santísima Virgen y como poderoso medio para atraer sobre él y sobre vuestro empleo su ayuda y protección?
Ofrecemos este rosario por todos aquellos que se dedican a la enseñanza para que su labor no sólo sea profesional sino vocacional.
Señor mío Jesucristo...  
MISTERIOS GOZOSOS
1.- La encarnación del Hijo de Dios en las entrañas purísimas de la Virgen María.
“El Padre Eterno avisó a la Santísima Virgen, por medio del ángel que le anunció el misterio de la encarnación de su Hijo, que debía llamarlo Jesús; y ella y san José le impusieron en este día dicho nombre, que significa Salvador. Y era muy razonable que, puesto que Jesucristo comenzaba en aquel momento a padecer y a derramar su sangre por nuestros pecados, se le impusiera al mismo tiempo ese nombre; a fin de que comenzase a llevar desde aquella hora el nombre que le convenía de manera tan admirable, de acuerdo con el ministerio del que se había encargado; y desde el momento en que se ofrecía externa y públicamente a Dios, su Padre, para realizar este ministerio, de modo que no pareciese llevar en vano tan adorable nombre. ¿No lleváis vosotros en vano el nombre de cristianos y de ministros de Jesucristo en la función que ejercéis? ¿Vivís de la manera que conviene a tan gloriosos nombres?”
2.-La Visitación de Nuestra Señora a su prima santa Isabel.
“Roguemos a Jesús que se digne visitarnos y que haga en favor nuestro algún milagro de la gracia, impulsándonos a hacernos intensa violencia para practicar alguna virtud hacia la cual sentimos mucha repugnancia.”
3.-El nacimiento del Niño Dios en el portal de Belén
“La pobreza que, de modo tan eminente ejercita Jesús al nacer, debe decidirnos a profesar amor señalado a esta virtud; pues con el fin de inspirarnos su amor, quiere El venir al mundo en tal estado. No nos maravillemos, pues, cuando algo nos falte, aunque sea necesario; ya que Jesús careció de todo en su nacimiento. Así ha de nacerse a la vida espiritual: despojado y desnudo de todo.”
4.-La purificación de Nuestra Señora y presentación del Niño Jesús en el templo
“No debéis contentaros con haberos ofrecido a Él una vez. Tenéis que renovar esta ofrenda cada día y consagrarle todas vuestras acciones, no haciéndolas sino por él. Cuanto más deis a Dios, tanto más os colmará de sus bienes. Cuanto más despreciados seáis ante los hombres, tanto más grandes seréis ante Dios.”
5.- El niño Jesús perdido y hallado en el templo
“La principal de las disposiciones que hay que tener para recibir a Nuestro Señor es la penitencia y el alejamiento de todo pecado; y, por consiguiente, que hay que aplicarse a ella todo lo posible, pues la penitencia lava y purifica al alma de los pecados con que esté manchada.”