___AVISOS DEL CULTO___

SÁBADO 21 de octubre. Misa de acción de gracias a las 17:45. Este sábado no habrá misa de 8:15 de la mañana.

Lunes 23 de octubre. Conmemoración del Padre Pío. Rosario, misa y veneración de la reliquia a las 17:45

*** MISA MENSUAL EN ALBACETE. Domingo, 5 de noviembre. A las 17:30 horas, en la Parroquia Purísima Concepción.

***MISA MENSUAL EN LUGO. Sábado 11 de noviembre. Santa misa a las 18:30 horas, en la capilla del Carmen, sita en la calle del Carmen, en Lugo, justo a la salida de la puerta homónima de la muralla de la ciudad.

Para cualquier cuestión relacionada con la celebración de la Santa Misa por el modo extraordinario en Lugo, así como para recibir avisos, si lo desea, puede ponerse en contacto con nosotros mediante la siguiente dirección de correo electrónico: misatridentinalugo@hotmail.com

domingo, 21 de mayo de 2017

COMO DEBEMOS PEDIR. Santo Tomás de Villanueva



Comentario al Evangelio

V DOMINGO DE PASCUA
Forma Extraordinaria del Rito Romano
De tal modo que nuestra oración sea eficaz lo cual depende del objeto que pidamos. Debemos pedir:
1.-Algo. Es dios. Pidamos, por tanto, bienes espirituales. Es eterno. Pidámoslos eternos. Si pides bienes temporales, no pides nada.
Santiago dice que si no recibimos, es porque pedimos mal (4,3), y pedimos mal cuando solicitamos cosas contrarias a nuestra salvación, en cuyo caso nos niega con su misericordia lo que, si nos diese, seria efecto de su ira. Un enfermo pide la salud, y, si la obtuviera, marcharía al vicio; un pobre quiere riquezas, y con ellas se condenaría…Si Dios les oyese, sería un efecto de su ira. El salmista dijo: Los abandoné en su obstinado corazón (Ps. 80,13); y en otro lugar: Les dio lo que ardientemente deseaban, pero mando la podredumbre a sus entrañas (Ps. 105,15).
En consecuencia debemos pedir de un modo absoluto los bienes espirituales, condicionalmente los otros bienes, como talento, ciencia, etc., en cuanto que a Dios le plazca, si son útiles para nuestra salvación. Los bienes temporales nos es permitido pedirlos tan solo para subvenir a nuestras necesidades.
San Pablo, apóstol, y por lo tanto, del número de aquellos a quienes se les había dirigido las palabras del Evangelio de hoy, pidió por tres veces al Señor que le librase del aguijón de la carne, y, sin embargo no lo consiguió por no serle provechoso. Muchas veces se nos niega una gracia y se nos concede, como en este caso a Pablo, otra mayor.
2.-Al Padre. Esto es, en estado de gracia, para poder ser hijos. ¿Quién se atrevería a pedir un favor a su enemigo? ¿Quieres que Dios haga tu voluntad en las cosas Grandes, y tú no haces la suya en las pequeñas? ¿Desprecias sus mandamientos y esperas favores? (cf. San Agustín, Meditaciones c.3). Dios no escucha a los pecadores cuando le piden favores terrenos; pero si le piden la salvación, no rechaza nunca un corazón contrito y humillado (Ps. 50,19).
El Señor resume toda esta doctrina con estas palabras: Si permanecéis en mí y mis palabras permanecen en vosotros, pedís lo que quisiereis, y se os dará (Io. 15,7). Y el mismo evangelista, en su primera Epístola (3,21), lo corrobora diciendo: Carísimos, si el corazón no nos arguye, podemos acudir confiados a Dios, y si pedimos, recibiremos de Él, porque guardamos sus  preceptos y hacemos lo que es grato en su presencia. ¿Qué tiene que ver que los labios pidan misericordia, si las obras demandan venganza? La voz de las obras es la más potente.
3.-En mi nombre. San Agustín advierte que el nombre de Jesús significa Salvador, y por lo tanto, todo lo que se pide contrario a nuestra salud es contrario al nombre del Señor. En nuestra oración debemos invocar siempre al Padre y al Hijo, como lo hace la Iglesia. Modelo de oración, el Padrenuestro.
4.-Para nosotros. Aun cuando las obras que ejecutamos en beneficio de nuestro prójimo son más perfectas, sin embargo, la oración no es efectiva más que cuando pedimos el bien espiritual para nosotros mismos; pues si lo pedimos para el prójimo, puede acaecer que este oponga el obstáculo de su mala voluntad.
SANTO TOMAS DE VILLANUEVA
Por gentileza de Dña. Ana María Galvez