___AVISOS DEL CULTO___

HORARIO DE CULTO HABITUAL (pinche aquí)

SÁBADO 23 DE JUNIO. CONMEMORACIÓN DEL PADRE PÍO. 17:45 Rosario y 18:00 Santa Misa y veneración de la Reliquia. *** No habrá misa de 8:15

DOMINGO 24 DE JUNIO. Santa Misa cantada a las 10.

MIÉRCOLES 27 DE JUNIO. Misa funeral por e.d. de Dña. María Dolores (Lola) Silva a las 19:00. A las 18:45 se rezará el rosario.

***Con motivo del ENCUENTRO DE FAMILIAS Y AMIGOS DEL MOTU PROPRIO en Cubas de la Sagra (Madrid), desde el jueves 28 de junio por la tarde hasta el sábado incluido no habrá culto en esta iglesia. EL DOMINGO 1 DE JULIO, santa misa rezada a las 10:00.

LUNES 2 DE JULIO. Misa funeral por el eterno descanso de D. Manuel Amaya a las 19:00. A las 18:45 se rezará el rosario.

*** MISA MENSUAL EN ALBACETE. Domingo, 2 de septiembre. A las 17:30 horas, en la Parroquia Purísima Concepción.

***MISA MENSUAL EN LUGO. Sábado, 8 de septiembre. Santa misa a las 17:30 horas, en la capilla del Carmen, sita en la calle del Carmen, en Lugo, justo a la salida de la puerta homónima de la muralla de la ciudad.

Para cualquier cuestión relacionada con la celebración de la Santa Misa por el modo extraordinario en Lugo, así como para recibir avisos, si lo desea, puede ponerse en contacto con nosotros mediante la siguiente dirección de correo electrónico: misatridentinalugo@hotmail.com

miércoles, 10 de mayo de 2017

“COMIDA.” Reflexión diaria acerca de la Palabra de Dios.

 
“COMIDA.” Reflexión diaria acerca de la Palabra de Dios.




“Tomad, comed y bebed” es la invitación de Jesús a sus discípulos  en la ultima cena  donde él mismo se da como alimento: el que quiera tener vida eterna ha de tomarlo.
Desde la vida del hombre, la comida supera el simple instinto de saciar el hambre y se convierte en ocasión de fiesta, convivencia, acogida y fraternidad, celebración y encuentro.
Desde la vida religiosa del hombre, la comida formaba parte del sacrificio donde parte de la víctima era entregada a Dios y otra era para el mismo oferente como participación en la vida divina: estos eran los sacrificios de comunión.
Dios mismo se convierte en el que da alimento a su pueblo en el desierto.
Los profetas anuncian un banquete que Dios preparará para todas la naciones con manjares suculentos.
Jesús quiso anticipar sacramentalmente su sacrificio en la cruz en un banquete, en una comida. Allí bajo los signos sencillos y cotidianos del pan y del vino  realizó el milagro eucarístico de convertirlos en su carne entregada y su sangre derramada. Milagro que se perpetúa en la Iglesia cada vez que celebramos la santa misa y al recibir a Jesús en la comunión él viena a nosotros y nos une a sí.
Tras su resurrección, Jesús no sólo se aparece a sus discípulos y les dirige su palabra, sino que quiere comer con ellos, como prueba de que su resurrección no es “espiritual”. Presente en la Iglesia, Jesús nos invita a nosotros a participar del alimento y la bebida que nos ha preparado para fortalecer nuestra comunión con él  y para fortalecer la comunión en su Iglesia.
El pan en la tradición bíblica viene también a significar la palabra de Dios como alimento. En la Eucaristía, Aquel que es la misma Palabra es nuestro alimento. Como peregrinos por el desierto hemos de pedir y tomar el pan nuestro  de cada día hasta que lleguemos a la casa del Padre y seamos sentados a la mesa de Dios en la fiesta de bodas del Cordero. Cuidemos siempre de acercarnos con el traje de fiesta, para no ser reprendidos y expulsados.