___AVISOS DEL CULTO___

7 de diciembre. VIGILIA DE LA INMACULADA. 21:30 Rosario y 22:00 Hora Santa

8 de diciembre. SOLEMNIDAD DE LA INMACULADA. Santa Misa cantada a las 10:00

10 de diciembre. II DOMINGO DE ADVIENTO. 10:00 Santa Misa.

*** MISA EN PONTEVEDRA. Domingo 10 de diciembre a las 20:00 en la parroquia de San José de Campolongo, Pontevedra.

*** MISA MENSUAL EN ALBACETE. Domingo, 7 de enero. A las 17:30 horas, en la Parroquia Purísima Concepción.

***MISA MENSUAL eN LUGO. Sábado 9 de diciembre. Santa misa a las 18:30 horas, en la capilla del Carmen, sita en la calle del Carmen, en Lugo, justo a la salida de la puerta homónima de la muralla de la ciudad.

Para cualquier cuestión relacionada con la celebración de la Santa Misa por el modo extraordinario en Lugo, así como para recibir avisos, si lo desea, puede ponerse en contacto con nosotros mediante la siguiente dirección de correo electrónico: misatridentinalugo@hotmail.com

domingo, 7 de agosto de 2016

EL ROSARIO DE HOY CON SAN CAYETANO DE THIENE





Santo Rosario.
Por la señal... 
Monición inicial: Se hace hoy memoria de San Cayetano de Thiene, presbítero, que en Nápoles, en la región de la Campania, se entregó piadosamente a obras de caridad, especialmente a favor de los aquejados de enfermedades incurables, promovió cofradías para formar religiosamente a los laicos e instituyó los Clérigos Regulares, para la reforma de la Iglesia, enseñando a sus discípulos a seguir la primitiva manera de vida apostólica (1547). Con alguno de sus pensamientos meditamos el rosario de hoy.
Señor mío Jesucristo... 
MISTERIOS GLORIOSOS
1.-La Resurrección del Señor.
“El que nos tiene en prisión ha de librarnos un día. ¡Cómo nos ama este Señor! Por nuestro amor y por nuestra eterna salud, murió, resucitó, y ahora reina en los cielos. Lloremos, enhorabuena. Pero no perdamos de vista la consoladora promesa: Vuestro llanto se convertirá en gozo. Dolámonos por los pobrecitos que, sin darse cuenta de que este mundo no es sino una prisión, se entregan a sus locos placeres, como si fuese la patria.”
2.- La Ascensión del Señor
“El mundo no tiene más que un ojo, con el cual juzga de las cosas según le agradan o no. Mas, después que al Espíritu Santo plugo unirnos a vosotros con el lazo de su santo amor, que no serán parte a quebrar las distancias ni la muerte, dóciles a su voluntad, aceptamos el sacrificio que supone para unos y otros el separarnos corporalmente, imitando, aunque miembros indignos, a nuestra cabeza, Cristo benditísimo, quien, al separarse de los suyos, lo hacía con la promesa de que la tristeza de sus amigos se convertiría en gozo. Lo mismo esperamos nosotros que nos concederá a unos y otros este benignísimo Señor. Sólo resta suplicar a su infinita bondad que, si ha de ser para gloria suya, nos conceda ver realizada la segunda de sus promesas en esta vida mortal para mayor incremento de nuestro gozo sempiterno: iterum videbo vos, et gaudebit cor vestrum –volveré a veros, y se alegrará vuestro corazón-.”
3.- La Venida del Espíritu Santo sobre los Apóstoles reunidos en torno a la Virgen María
“La verdadera e inestimable alegría del hombre espiritual consiste en la voluntad de asemejarse interna y externamente a Jesús, sin aspirar a otra recompensa, de acuerdo con lo de San Pablo : Pronto estoy no sólo a ser atado sino a morir por el nombre de
Jesús (Act 21, 13). De igual modo, la puerta de toda perfección, así como su fundamento, radican en tenerse por indignos de los divinos beneficios, no menos que en la conciencia de que todo el bien que hacemos no tiene su razón de ser en nosotros sino en la sola bondad de
Dios.”
4.- La Asunción de María Santísima a los Cielos
“Alegraos, madre, porque vuestra Señora va a subir a los cielos a prepararos una morada, donde reinar eternamente con Cristo, vuestro Esposo.”
5.- La Coronación De La Virgen Como Reina Y Señora De Todo Lo Creado.
“Hija mía, el bien que deseo para mí lo pido también para ti; más para conseguirlo no hay otro camino que rogar con frecuencia a la Virgen María, para que te visite con su excelso Hijo; más aún, que te atrevas a pedirle que te dé a su Hijo, que es el verdadero alimento del alma en el santísimo sacramento del altar. Ella te lo dará de buena gana, y él vendrá a ti; de más buena gana aún, para fortalecerte, a fin de que puedas caminar segura por esta oscura selva, en la que hay muchos enemigos que nos acechan, pero que se mantienen a distancia si nos ven protegidos con semejante ayuda.”