___AVISOS DEL CULTO___

Lunes 23 de octubre. Conmemoración del Padre Pío. Rosario, misa y veneración de la reliquia a las 17:45. No habrá misa de 8:15

*** MISA MENSUAL EN ALBACETE. Domingo, 5 de noviembre. A las 17:30 horas, en la Parroquia Purísima Concepción.

***MISA MENSUAL EN LUGO. Sábado 11 de noviembre. Santa misa a las 18:30 horas, en la capilla del Carmen, sita en la calle del Carmen, en Lugo, justo a la salida de la puerta homónima de la muralla de la ciudad.

Para cualquier cuestión relacionada con la celebración de la Santa Misa por el modo extraordinario en Lugo, así como para recibir avisos, si lo desea, puede ponerse en contacto con nosotros mediante la siguiente dirección de correo electrónico: misatridentinalugo@hotmail.com

sábado, 24 de octubre de 2015

SAN RAFAEL MEDICINA DE DIOS. Sermón de San Buenaventura sobre los ángeles


SAN RAFAEL MEDICINA DE DIOS. 
Sermón de San Buenaventura sobre los ángeles
El nombre Rafael significa medicina de Dios. Y aquí hemos de notar que la liberación del mal se obtiene mediante los tres beneficios que Rafael nos hace al curarnos. Médico celestial nos sana de las enfermedades del alma, conduciéndonos, primeramente, a la amargura contrición. También a nosotros, amados hermanos, los ángeles nos están hablando continuamente de los beneficios de Dios y haciéndonos memoria de ellos: ¿Quién te ha creado? ¿Quién te ha redimido? ¿Cómo te has portado con él? ¿Por qué le ofendiste? Ahora  bien, si consideramos estas cosas como es debido, no podremos menos que llorar.
En segundo lugar, Rafael nos libra de la esclavitud del demonio recordándonos la Pasión de Cristo. Nada hay comparable a la Pasión de Cristo para librarnos actualmente de la servidumbre del demonio, y que esta Pasión tiene su raíz en su Corazón. El Corazón es, en efecto, la fuente de todo calor vital. Si pones, por consiguiente,  el Corazón de Cristo, o lo que es lo mismo, la Pasión que sufrió, cuya raíz era la caridad y cuyo manantial el ardor que lo consumía, si lo pones sobre las brasas, o sea, sobre tu memoria enardecida por el fervor, al punto huirá el demonio sin que pueda dañarte.

En tercer lugar, nos libra de la enemistad de Dios en que incurrimos al ofenderle, excitándonos a la oración perseverante.  Los ángeles nos reconcilian, en cuanto de ellos depende, con Dios. En cambio, nuestros acusadores ante Dios son los demonios. Los ángeles nos excusan cuando presente a Dios nuestras oraciones, aquellas oraciones que ellos mismo nos excitan a hacer devotamente. ¿Aspiras a aplacar a Dios a quien ofendiste? Ruega devotamente.