AVISOS DEL CULTO

JUEVES 12 DE OCTUBRE. NUESTRA SEÑORA DEL PILAR. Santa Misa Cantada a las 10:00. Rosario por España a las 21:30. Vigilia de oración por España a las 22:00

*** MISA MENSUAL EN ALBACETE. Domingo, 5 de noviembre. A las 17:30 horas, en la Parroquia Purísima Concepción.

***MISA MENSUAL EN LUGO. Sábado 14 de octubre. Santa misa a las 18:30 horas, en la capilla del Carmen, sita en la calle del Carmen, en Lugo, justo a la salida de la puerta homónima de la muralla de la ciudad.

Para cualquier cuestión relacionada con la celebración de la Santa Misa por el modo extraordinario en Lugo, así como para recibir avisos, si lo desea, puede ponerse en contacto con nosotros mediante la siguiente dirección de correo electrónico: misatridentinalugo@hotmail.com

domingo, 9 de octubre de 2016

TODO SE NOS CONVIERTE EN MOTIVO DE PREMIO. San Juan Crisóstomo




TODO SE NOS CONVIERTE EN MOTIVO DE PREMIO. San Juan Crisóstomo
“Dos cosas pretende el Señor: que confesemos nuestros pecados y que perdonemos los ajemos, y lo uno por lo otro, porque el que piensa en las faltas propias, será indulgente con su consiervo. Y que perdonemos no solo con los labios, sino con el corazón, para que no afilemos contra nosotros una espada al recordar las injurias.”
Las ofensas ajenas podemos convertirlas en bien para nosotros. “No digas nunca me llenó de injurias, me calumnió, me colmó de males, porque cuantas más cosas de estas oigas, más muestras los bienes que el prójimo te hace. En efecto, te dio ocasión de conseguir el perdón de tus pecados, pues cuanto más te haya herido, tanto más fácil te es alcanzar el perdón de tus faltas”. Nadie nos puede hacer daño, ni el demonio pudo hacerlo a Job (Iob 2,1-10). Todo se nos convierte en motivo de premio. Piensa un poco en lo que puedes granjearte con las molestias de tus enemigos; “primero y principal, el perdón de los pecados; segundo, la perseverancia y la paciencia; tercero, la mansedumbre, porque el que sabe no airarse contra quien le ofende, sabrá mucho más ser manso con los amigos; cuarto, vivir sin odios, un bien que no encuentra otro semejante, porque el que lo posee claro está que se libra de aflicciones, de dolores y trabajos, no tiene enemigos, consigue la misericordia de Dios, y aunque peque, alcanza fácilmente la venia”.
¿Qué te ha herido mucho? Compadécete de él… No eres tú el que ha ofendido a Dios, sino él… Acuérdate de Cristo que cuando iba a ser crucificado se alegró de sí mismo y lloró por los que le crucificaban… Pero es que me injurió delante de todos. Luego delante de todos se deshonró y abrió los labios de miles de personas para que le acusen, y de otras tantas para que a ti te alaben. Es que me calumnió. ¿Y qué? ¿Quién ha de pedir cuentas, los que oyeron o Dios?...Tú has sido calumniado delante de los hombres, y el acusado delante de Dios. Y si no te basta esto, acuérdate del Señor, calumniado por satanás y por los mismos hombres a quienes tanto amaba… Si te parece difícil imitar a Dios, vengamos a los hombres. Acuérdate de José, que habiendo sufrido tanto de sus hermanos, los llenó de bienes (Gen. 45, 15-24); de Moisés, que rezó por los judíos, que le habían puesto tantas asechanzas; de Pablo, tan perseguido por los mismos y que deseaba ser anatema por ellos (Rom. 9,3); de Esteban, apedreado y rogando a Dios para que no les tomase en cuenta aquel pecado (Act. 7,60).
Y pensando todo ello, depón la ira para que Dios nos perdone los pecados por la gracia y la misericordia de nuestro Señor Jesucristo, al que, con el Padre y el Espíritu Santo, sea toda la gloria, imperio, honor, ahora y siempre por los siglos de los siglos. Amen.”
                                                                                                 San Juan Crisóstomo

Transcripto por Dña. Ana María Galvez