IGLESIA DEL SALVADOR DE TOLEDO (ESPAÑA)

Forma Extraordinaria del Rito Romano

Conforme al último decreto del sr. Arzobispo del día 17 de marzo de 2020, donde pide que las Iglesias permanezcan abiertas acogiendo así el pedido del Papa Francisco; esta iglesia estará abierta de 17.30 a 19h.

Se podrá orar guardando las debidas distancias y las medidas sanitarias dispuestas por el gobierno. Se han de evitar aglomeraciones. Se pide que las las personas mayores o vulnerables, se abstengan de salir de sus casas.

A las 19.00, se celebrar la santa misa privada a puerta cerrada conforme al Decreto del Sr. Arzobispo. Desde el perfil de facebook https://www.facebook.com/profile.php?id=100010056460720 y por el canal de YOUTUBE ttps://www.youtube.com/user/IglesiadelSalvador1 podrá seguirse la celebración de la santa misa.

Hagamos de nuestras casas y familias iglesias domésticas, volvamos a rezar en familia, elevemos al cielo nuestras súplicas y reparemos con amor el pecado de la humanidad. La oración del ángel de Fátima que tantas veces repetimos en la adoración eucarística sea repetida muchas veces durante estos días.

Oh Dios mío, Yo creo, adoro, espero y os amo. Os pido perdón por los que no creen, no adoran, no esperan y no os aman.

¡Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo! Yo os adoro profundamente y os ofrezco el preciosísimo cuerpo, sangre, alma y divinidad de Nuestro Señor Jesucristo, presente en todos los sagrarios de la tierra, en reparación de los ultrajes, sacrilegios e indiferencias con que Él es ofendido; y por los méritos infinitos de su Sacratísimo Corazón y del Corazón Inmaculado de María, os pido la conversión de los pecadores.

***MISA MENSUAL EN LUGO. Suspendida hasta nuevo aviso. Santa misa a las 17:30 horas, en la capilla del Carmen, sita en la calle del Carmen, en Lugo, justo a la salida de la puerta homónima de la muralla de la ciudad.

Para cualquier cuestión relacionada con la celebración de la Santa Misa por el modo extraordinario en Lugo, así como para recibir avisos, si lo desea, puede ponerse en contacto con nosotros mediante la siguiente dirección de correo electrónico: misatridentinalugo@hotmail.com

domingo, 2 de febrero de 2020

LA LUZ BROTÓ PARA LOS RECTOS DE CORAZÓN. San Jerónimo



COMENTARIO DE SAN JERÓNIMO
2 de febrero
Presentación del Señor

Bienaventurado el varón que teme al Señor. Tal es el inicio de del Salmo. No dice aún: Bienaventurado el varón que ama al señor, pues mostrarse temeroso es propio de quienes comienzan, del mismo modo que amar lo es de quienes han alcanzado la perfección. Y es que el prefecto amor está exento del amor. Se alude, pues a los inicios, es decir, al varon que comienza a ser santo.
¿Qué es lo que hace quien teme al Señor? ¿Escucha las palabras de Dios? ¿Es docto en la ley? NO es eso lo que dice. ¿Qué es lo que dice? Sobre manera se deleita en sus mandamientos. Quien teme al Señor, quien es bienaventurado, cumple alegremente sus mandamientos.  No afirma: Cumple sus mandatos, pues muchos lo hacen por temor y por ello no obtienen recompensa. Quien teme al infierno y por eso no fornica no recibe tanto premio como quien observa tal precepto por amor a Dios. Querrá mantenerse en sus mandamientos, es decir, quiere y desea cumplir sus mandamientos. Como un sediento en medio de los ardores del verano, así aquel siente sed de guardar los mandamientos del Señor. Pondrá toda su voluntad en la observancia de los mandamientos del Señor. Resumamos lo dicho: no cumple sus mandatos, sino que desea cumplirlos; y lo desea no de manera circunstancial, sino sobre manera.
En medio de las tinieblas, la luz brotó para los rectos de corazón. Antaño nos hallábamos en las tinieblas y en las tinieblas y la sombra teníamos asiento; pero la luz brotó para nosotros, según dice Isaías. El misericordioso, compasivo y justo. Fijaos en dos de los términos que emplea: misericordioso y justo. Si eres pecador, no pierdas la esperanza de ser perdonado. Pero si eres soberbio y te confías a la clemencia de Dios no te muestres negligente: Dios también es justo. El misericordioso, compasivo y justo.
Comentario de san Jerónimo al salmo 111